FORT DODGE, Iowa, EE.UU. (AP) — Con amigos como estos, ¿quién necesita enemigos?

Un hombre de Iowa dijo que su perro lo baleó accidentalmente mientras jugaban el miércoles.

Richard Remme, de 51 años y residente de Fort Dodge, le dijo a la policía que estaba jugando en el sofá con su perro, Balew, y lanzó al animal para quitárselo del regazo. Remme señaló que el perro, una cruza de pitbull y labrador, debió desactivar el seguro del arma que llevaba en una faja y pisar el gatillo cuando le saltó encima nuevamente.

El arma se disparó y le dio a Remme en una pierna. Recibió atención en un hospital y salió horas más tarde.

Remme le dijo al diario The Messenger que Balew es “un llorón” que se quedó a su lado y lloró porque pensaba que había hecho algo malo.