ABU DABI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Miles de visitantes curiosos pasearon el sábado por las galerías del Louvre de Abu Dabi, luego de que abrió sus puertas al público por primera vez, tras una década de demora para un proyecto plagado de dudas sobre las condiciones para los trabajadores.

Los boletos en línea se agotaron y cientos más hicieron largas colas el sábado por la mañana para entrar al museo, que comprende obras de Oriente y Occidente, como cuadros de Picasso y esculturas de Rodin.

El edificio modernista, diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, está coronado por una cúpula apanalada con ocho capas de formas geométricas arabescas. Introduce las aguas del Golfo Pérsico en sus pasillos exteriores, en las que se reflejan rayos de luz del sol que atraviesan el techo.

"Este museo realmente va más allá de las expectativas porque el museo es un icono en sí mismo y... bajo su hermoso techo tiene tantas obras de arte que une a todo el mundo", opinó Michaela Stolz-Schmitz, que vive en Dubái.

Otra visitante, Christine Bayhon, quedó igualmente impresionada.

"Lo hemos visto en internet, así que teníamos una idea de lo que era y cómo lucía, pero quedé asombrada al llegar aquí y realmente estar aquí y ver todo esto", dijo Bayhon. "Es como ‘Guau’. Intenté captarlo con mi teléfono pero no pude".

Las normas conservadoras de Abu Dabi se reflejan en la ausencia relativa de desnudos, pero las obras del museo presentan una breve historia del arte y las grandes religiones del mundo, incluso el judaísmo.

El director del nuevo museo, Manuel Rabate, calificó la colección del museo de "inigualable en toda la región".

“Después de un período emocionante de preparación, la apertura es un momento verdaderamente especial", dijo Rabate en una declaración. "Hoy, este edificio se convierte en un museo".

El proyecto enfrentó intensas críticas durante su construcción por las condiciones laborales, ya que los albañiles trabajaron durante muchas horas bajo un calor brutal y con salarios bajos. Un trabajador murió en un accidente en 2015, mientras que otro murió por "causas naturales" en 2016, según las autoridades de Abu Dabi.