Los defensores de los niños exigen la aprobación de una ley que obligue a los fabricantes de automóviles a que instalen alarmas en los asientos traseros para impedir la muerte de menores a causa de las altas temperaturas dentro de los vehículos.

La medida también podría simplificar los procesos penales contra quienes cuidan niños y sean responsables de esos fallecimientos, casos que pueden ser incongruentes pero en los que a menudo hay severidad contra las madres.

Las muertes más recientes de este tipo ocurrieron el fin de semana en Arizona: dos bebés fueron olvidados en vehículos en incidentes separados.

Más de dos docenas de grupos defensores de la seguridad de los niños en vehículos apoyan la propuesta que presentó el Senado la semana pasada para impedir ese tipo de fallecimientos. La medida prevé la instalación obligatoria de tecnología que alerte a los conductores que un menor fue olvidado en un asiento trasero cuando el vehículo sea apagado.

Podría ser un sensor de movimiento que detecte cuando un bebé fue dejado en el asiento trasero de un vehículo para alertar de ello al conductor, algo parecido a los avisos sobre la presión de los neumáticos, una puerta abierta y uso de cinturón de seguridad que los vehículos tienen de manera ordinaria.

“La tecnología podría ayudar porque si alguien está en un vehículo, lleva a su hijo en el asiento trasero e ignora la alarma: Derecho a prisión. No puede irse. Tuvo su oportunidad”, dijo Janette Fennell, del grupo defensor Kids and Cars (Chicos y Vehículos).

“Si alguien conversa con un juez, este le dirá que esas situaciones figuran entre las más difíciles que tienen que resolver”, agregó.

La policía dijo que Josiah Riggins, de un año, estuvo el sábado durante horas dentro de un vehículo. El menor fue encontrado muerto después de que el padre hizo dos viajes completos entre su domicilio, en un suburbio, y una iglesia para dejar a la madre y a otro hermano del menor.

Zane Endress, de 7 meses, murió el viernes en Phoenix después de que lo olvidaran dentro del carro estacionado a la entrada de la casa. Los abuelos no lo recogieron como de costumbre.

___

Sally Ho está en http://twitter.com/_sallyho