LOS ALAMITOS, California, EE.UU. (AP) — Los concejales de una pequeña localidad de California aprobaron de forma preliminar una medida para eximir al municipio de una ley estatal que limita la colaboración entre la policía local y la agencia federal de inmigración.

El concejo de Los Alamitos, de 12.000 habitantes, votó 4-1 el lunes por la noche a favor de una ordenanza para eximirse de la ley estatal por razones constitucionales. Se debe realizar una segunda votación el 16 de abril.

Los vecinos atestaron la cámara del concejo para pronunciarse a favor o en contra del proyecto de distanciarse de la llamada ley santuario de California, que prohíbe a la policía en muchos casos entregar a detenidos a las autoridades federales para su deportación.

El alcalde Troy Edgar dijo que la policía en la población situada 32 kilómetros al sureste de Los Ángeles no ha planteado problemas con la ley. Pero sostuvo que algunos vecinos se han quejado de que el estado se entromete en el gobierno local y pensó que el municipio debía tomar posición.

“Llegó a un punto que no podíamos soportarlo”, dijo Edgar.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) del sur de California y defensores de los inmigrantes dijeron que el municipio debe someterse a la ley de California y que lo demandarán si aprueba la medida.

“La ley estatal no es una recomendación”, dijo Emi MacLean, abogado de una organización de jornaleros. “No es optativa. Es vinculante”.