NUEVA YORK (AP) — Amazon se convirtió el martes en la segunda empresa que cotiza en bolsa en alcanzar un valor de mercado de 1 billón de dólares, con lo que ahora le pisa los talones a Apple.

Lanzada como una librería en línea en 1995, Amazon.com ha revolucionado la forma en que la gente compra papel de baño, televisores y prácticamente cualquier otro artículo. En dos décadas, la compañía se expandió mucho más allá de sus comienzos como librería virtual, combinando sus operaciones minoristas de alcance mundial con negocios de publicidad e informática en la nube, menos llamativos pero mucho más rentables. Ahora se expande a la industria de la salud y aumenta su presencia con tiendas físicas.

El éxito de la compañía hizo que su fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, se colocara por primera vez en este año en el primer puesto de la lista de multimillonarios de Forbes, por arriba del cofundador de Microsoft Bill Gates y el multimillonario inversor Warren Buffet. Con 16% de las acciones, su fortuna es de aproximadamente 160.000 millones de dólares.

Las acciones de Amazon han aumentado casi 600% en los últimos cinco años y sólo 70% en lo que va del 2018. El martes, las acciones subieron lo suficiente para que el valor de la empresa superara la marca de un billón de dólares, aunque después de hacerlo retrocedió ligeramente.

Bezos dejó un trabajo en fondos de cobertura en 1994 para fundar su negocio por internet. Decidió vender libros y llamaba a Amazon la “librería más grande del mundo”. Poco después agregó más productos y, con el tiempo, abrió una tienda en donde otros podían vender sus productos.

Amazon ha creado lealtad de sus clientes a través de dispositivos como Alexa y el programa de membresía Prime, que ofrece envíos rápidos a sus miembros, así como beneficios adicionales de música y video en línea. En abril, Bezos anunció que Amazon tenía más de 100 millones de compradores que pagaban el servicio Prime alrededor del mundo.

Wall Street se ha mostrado muy entusiasta con los otros negocios de la empresa. Amazon Web Services proporciona servicios cloud computing a compañías y gobierno, y la división de publicidad de Amazon tiene miles de millones de dólares en ingresos al vender anuncios a compañías que quieren que sus productos aparezcan cuando los vendedores hacen búsquedas en el sitio.

La compañía con sede en Seattle ha comenzado a aumentar su presencia física. La compra el año pasado de la cadena de supermercados Whole Foods le dio a Amazon cientos de escaparates para promover sus gadgets y ofrecer descuentos para las membresías Prime. También ha creado sociedades con pequeños minoristas tradicionales y ha abierto más de una decena de librerías físicas.

Ahora la compañía se expande hacia la industria de la salud.