ISLAMABAD (AP) — El ministro de Justicia de Pakistán dimitió el lunes cediendo a las demandas de los islamistas, que se manifestaron durante tres semanas cerca de Islamabad exigiendo su salida del gobierno.

La renuncia se produjo tras el fracaso de las negociaciones con los organizadores de la protesta. Las fuerzas de seguridad no intervinieron para dispersar a la multitud el domingo después de disturbios violentos en la víspera que causaron seis muertos.

La dimisión de Zahid Hamid podría allanar el camino que los seguidores del partido Tehreek-i-Labaik Ya Rasool Allah, que está detrás de la protesta, pongan fin de forma pacífica a su sentada en una intersección clave en la entrada de la capital paquistaní.

Los islamistas exigían la marcha de Hamid por omitir una referencia al profeta Mahoma en un proyecto de ley en el parlamento. El funcionario se disculpó más tarde alegando que se trató de un error administrativo que se solventó más tarde.