MILAN (AP) — El Giro de Italia del año entrante tendrá dos pruebas de contrarreloj, ocho finales de montaña y ocho etapas para sprinters, en un equilibrado trayecto que pareciera ser ideal para Chris Froome. El cuatro veces campeón del Tour de Francia ha decido competir en la ronda italiana con el objetivo de adjudicarse su tercer título seguido en las grandes vueltas del ciclismo.

Los organizadores dieron a conocer la ruta del Giro 2018 en una ceremonia realizada en Milán.

La edición número 101 se disputará entre el 4 y 17 de mayo, con 21 etapas y cubriendo 3.546.2 kilómetros (2.203.6 miles), con 44.000 metros de elevación vertical.

Lo novedoso de este Giro es que marcará la primera vez que una de las grandes vueltas largará fuera de Europa, con las tres etapas en Israel.

Pero los organizadores han tenido que tomar en cuentas las sensibilidades políticas a la hora de establecer la ruta. No podrá pasar por ningún territorio que sea considerado como ocupado por la comunidad internacional, lo que significará evitar pasar por Cisjordania y Jerusalén Este. Esos son territorios que Israel ocupó militarmente en la Guerra de los Seis Días en 1967, y que los palestinos sostienen que forman parte de lo que será su futuro independiente.

Sin embargo, un grupo de 15 manifestantes se presentaron con afiches y banderas palestinas afuera del lugar en el que se realizó la presentación de la ruta.

El Giro arrancará con una contrarreloj individual de 9,7 kilómetros en Jerusalén, seguida por dos etapas de recorrido plano, un tramo de 167 km entre Haifa y Tel Aviv y luego uno de 229 km entre Be'er Sheva y Eilat.

La carrera seguirá después hacia Italia, y la isla de Sicilia, en un día de descanso el 7 de mayo.

Roma albergará la última etapa del Giro por primera vez desde 2009. Consistirá en un circuito de 11.8 km en el centro de Roma, paseando por varios sitios históricos.