BASE AEREA RAMSTEIN, Alemania (AP) — El presidente estadounidense Barack Obama acortará su viaje a la India para desviarse rumbo a Arabia Saudí donde rendirá homenaje tras la muerte del Rey Abdulá y se reunirá con el nuevo monarca de la nación petrolera, informó el sábado la Casa Blanca.

El cambio de horario, anunciado justo antes de que Obama saliera de Washington, subraya el papel vital de la nación desértica en las políticas estadounidenses en Medio Oriente, incluyendo la campaña militar contra el grupo del Estado Islámico.

El papel de Arabia Saudí como uno de los aliados árabes más importantes de Washington por momentos parece predominar sobre las preocupaciones de Estados Unidos sobre el financiamiento terrorista que fluye del reino y respecto a algunas denuncias de violaciones a los derechos humanos.

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, comentó que el presidente se reuniría el martes con el rey Salman bin Abdul-Aziz Al Saud y otros funcionarios "para ofrecer sus condolencias a nombre del pueblo estadounidense".

El presidente se comunicó con Salman desde el Air Force One para expresar sus condolencias tras la muerte de su hermano mayor. La Casa Blanca señaló que el reino recibió con agrado la noticia de que Obama visitará Riad.

El cambio de planes de Obama viene dos semanas después de que la Casa Blanca fuera duramente criticada por no haber enviado a un representante de alto nivel a París para la marcha por la paz tras los ataques terroristas en Francia. La Casa Blanca admitió su error al no tener a alguien de mayor rango que el embajador de Estados Unidos en Francia al lado de decenas de líderes mundiales que marcharon con los brazos entrelazados por las calles de París.

Los oficiales de la Casa Blanca dijeron que la escala de Obama en Arabia Saudita no fue influenciada por las críticas sobre el incidente en Francia, pero podría evitar una situación similar ya que varios líderes mundiales ya van rumbo a Riad a ofrecer sus condolencias.

La disposición de Obama de visitar la nación arábiga, un país con vínculos terroristas detrás de los ataques del 11 de septiembre de 2001, podría dar a sus críticos una nueva razón para cuestionar por qué el presidente no se presentó al lado de sus aliados occidentales en una demostración simbólica desafiante ante el extremismo violento.

___

El periodista de The Associated Press Ashok Sharma contribuyó a este despacho en Nueva Delhi.

___

Julie Pace está en Twitter como http://twitter.com/jpaceDC