WASHINGTON (AP) — Los legisladores conservadores advirtieron al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y a los líderes republicanos que no agreguen protecciones migratorias para millones de jóvenes inmigrantes que viven en Estados Unidos de forma ilegal a un proyecto de ley de gastos de fin de año que mantendría al gobierno en funciones.

El presidente Donald Trump anunció la eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que aplaza la deportación de aquellos que ingresaron a Estados Unidos siendo niños, pero le dio al Congreso seis meses para actuar antes de que los permisos de trabajo de los beneficiarios expiren.

Regularmente es más fácil que los líderes legislativos logren impulsar una ley si forma parte de un proyecto de ley de gastos, a que si lo intentan como una iniciativa por separado. El representante Mark Walker, presidente del Comité de Estudios Republicanos, dijo que esa posibilidad fue planteada por un colega cuando Ryan se reunió con los dirigentes del grupo el martes.

Walker dijo que si ese escenario se convierte en realidad, “sé que el CER tendría un problema con eso”.

En la Casa Blanca, Trump también fue cuestionado sobre las posibilidades de extender el programa como parte de un acuerdo sobre el presupuesto en diciembre.

“Me encantaría hacer un acuerdo sobre el DACA, pero tenemos que conseguir algo muy sustancial para él, incluido el muro, la seguridad y una frontera fuerte”, señaló el mandatario.

Los legisladores demócratas insisten en una solución legislativa para cerca de 800.000 beneficiarios del programa DACA. Saben que la mayoría de los estadounidenses está a favor de permitir que los jóvenes inmigrantes, conocidos como “dreamers”, permanezcan en Estados Unidos legalmente. Para muchos que fueron traídos a Estados Unidos ilegalmente por sus padres cuando eran niños, Estados Unidos es el único hogar que conocen.

“Se acercan a mí en cualquier lugar en el que esté y comienzan a platicarme sus experiencias y miedos. Es común que comiencen a llorar, de una forma descontrolada, debido a que están aterrorizados”, dijo la senadora Kamala Harris, de California, en el Capitolio durante una conferencia de prensa el miércoles, e indicó que no votaría por un proyecto de ley de gastos hasta que “sepamos lo que vamos a hacer para proteger a nuestros jóvenes inmigrantes”.

Las posturas encontradas sobre el tema en ambos lados complicarán las cosas para Ryan y para el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell para encontrar una solución legislativa que sea aprobada por las dos cámaras.