WASHINGTON (AP) — Cuando falta un mes para las elecciones especiales de Alabama, el candidato republicano al Senado federal Roy Moore enfrentó el jueves acusaciones escabrosas de contacto sexual con menores de edad hace décadas, y las críticas de líderes partidistas que exigieron abandone la contienda si las acusaciones resultan ciertas.

El Washington Post reportó que una mujer de Alabama dijo que Moore, en aquel entonces un vicefiscal de distrito de 32 años, tuvo contacto sexual con ella cuando tenía 14 años. Otras tres mujeres entrevistadas por el periódico dijeron que Moore, ahora de 70 años, se les acercó cuando ellas tenían entre 16 y 18 años y él tenía poco más de 30. Las cuatro mujeres le dieron sus nombres al Post.

La campaña de Moore calificó el reporte como "la definición exacta de noticia falsa y difamación intencional”.

Desafiante como siempre, Moore mismo solicitó donativos de emergencia en una “batalla espiritual”.

“Ustedes y yo tenemos el deber de dar la cara y luchar contra las fuerzas del mal que libran una guerra total contra nuestros valores conservadores”, escribió. “¡Nunca me daré por vencido!”.

Moore, ex magistrado de la Corte Suprema de Alabama, se ha hecho un nombre en la política republicana a través de su devoción pública a las posiciones cristianas conservadoras. En dos ocasiones fue retirado de su puesto en el máximo tribunal, una de ellas por desobedecer una orden de una corte federal para que retirara un monumento de granito a los Diez Mandamientos del vestíbulo del edificio judicial estatal, y posteriormente por exhortar a los jueces testamentarios del estado a que desafiaran la decisión de la Corte Suprema federal que legalizó los matrimonios homosexuales.

Líderes republicanos exhortaron a Moore el jueves a que deje la contienda por el escaño en el Senado si las acusaciones son ciertas. Y el hombre al que derrotó en la primaria republicana, el actual senador Luther Strange, dejó abierta la posibilidad de que pudiera reingresar a la campaña.

"Las acusaciones contra el candidato al Senado por Alabama, Roy Moore, son profundamente preocupantes”, dijo el presidente del Senado de Colorado, Cory Gardner, que encabeza la oficina de campañas senatoriales de los republicanos. “Si esas acusaciones son ciertas, Roy Moore debe abandonar la elección especial en Alabama”.

De acuerdo con el artículo, Moore habló por primera vez con Leigh Corfman, de 14 años, a principios de 1979 afuera de una sala de tribunal en el condado Etowah, en Alabama. Luego de llamadas telefónicas y encuentros, él la llevó a su casa unos días más tarde y la besó, dijo Corfman, citada por el Post. En una segunda visita, él le quitó la blusa y los pantalones y él se quitó la ropa, a excepción de los calzoncillos, antes de tocarla sobre el sostén y las bragas, le dijo Corfman al periódico. Moore además le agarró la mano y la puso sobre sus calzoncillos, señaló.

Ninguna de las otras mujeres dijeron que Moore las obligó a tener algún tipo de relación o contacto sexual.

___

Los periodistas de The Associated Press Alan Fram y Andrew Taylor contribuyeron a este despacho.