CHICAGO (AP) — El Partido Demócrata informó el miércoles que frustró un intento de hackear la base de datos que alberga la información de decenas de millones de votantes en todo el país.

Empresas contratadas por el Comité Nacional del partido informaron el martes a los dirigentes de un intento de robar datos, dijo una fuente partidista. El Comité notificó a las agencias de seguridad y que el intento resultó infructuoso. Se ignora quién estuvo detrás de la trama, dijo.

El FBI no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

Bob Lord, jefe de seguridad del Comité Nacional (DNC) informó a los jefes del partido en cada estado sobre lo sucedido, en una reunión el miércoles por la mañana en Chicago. El DNC distribuye los archivos de sus votantes a los partidos estatales para que los candidatos demócratas utilicen la información para llegar al electorado durante sus campañas.

"Este incidente es una prueba más de que existen amenazas, en momentos en que se aproximan las elecciones legislativas y debemos mantenernos alertas para prevenir futuros ataques”, dijo Lord en un comunicado. Denunció que el presidente Donald Trump no está haciendo lo suficiente por proteger a la democracia estadounidense.

"No podemos hacer esto solos, necesitamos que el gobierno tome una acción más agresiva para proteger a nuestros sistemas electorales”, afirmó Lord.

El intento de infiltración ocurre en momentos en que los demócratas se preparan para su reunión veraniega. La seguridad de los sistemas cibernéticos del partido han estado bajo escrutinio desde la elección presidencial de 2016, cuando unos hackers identificados por las agencias de seguridad estadounidenses como rusos se introdujeron en los servidores del DNC y publicaron mensajes internos que revelaban divisiones entre los partidarios de Bernie Sanders y Hillary Clinton, quienes en ese momento competían por la nominación presidencial del partido. Los ciberpiratas incluso accedieron a la cuenta de email del jefe de campaña de Clinton, John Podesta, y durante la campaña publicaron varios mensajes.

Trump se ha mofado de la falta de seguridad en los sistemas computarizados de los demócratas y ha expresado sus dudas sobre los hallazgos de las agencias de inteligencia de que Rusia está involucrada. En una cumbre con Trump el mes pasado en Helsinki, el presidente ruso Vladimir Putin negó que su gobierno haya ejercido semejante acción pero confesó que quería que Trump le ganara a Clinton.

La fuente que dio la información dijo que se trató de un ejercicio de “phishing”, mediante el cual el hacker usó una página falsa de ingreso a fin de conseguir las contraseñas para obtener acceso a la base de datos. El DNC dijo que su sistema de seguridad logró suspender la cuenta del intruso.