WASHINGTON (AP) — Fue un agradable debut presidencial en la cena anual con periodistas en el Gridiron Club para Donald Trump, quien repartió algunos puntos agudos y aguantó algunos insultos de los rivales políticos y la prensa.

El evento “fue muy divertido”, tuiteó el mandatario el domingo. “Estoy logrando mucho en Washington y nunca había tenido un mejor momento para hacer algo, y especialmente porque esto es para el pueblo estadounidense”.

Durante sus comentarios el sábado por la noche, el mandatario dejó a un lado gran parte de sus críticas a los medios de comunicación.

“Nadie hace el humor autocrítico mejor que yo”, dijo Trump, quien faltó a la cena del año pasado. Agregó: “Estaba muy emocionado de recibir esta invitación y arruinar su noche en persona. Es por eso que acepté”.

La cena anual en el Gridiron Club Foundation, que ahora está en su 133ra edición, remonta su historia a 1885, cuando el presidente Grover Cleveland rechazó asistir. Desde entonces, cada presidente ha asistido a al menos una cena del Gridiron durante su mandato.

“Puede estar seguro señor presidente, que este público es más grande que el de Cleveland”, dijo David Lightman, presidente del club y editor del Congreso para McClatchy News. La organización indicó que el evento atrajo a unos 660 periodistas, ejecutivos de medios, legisladores, funcionarios gubernamentales y militares.

Los miembros de la prensa de Washington agudizaron su ingenio para derribar musicalmente y retóricamente al presidente Trump, a Hillary Clinton y a Barack Obama.

A continuación una muestra del discurso de poco más de 30 minutos de Trump:

-Sobre su yerno: “Llegamos tarde esta noche porque Jared no pudo pasar los filtros de seguridad”.

-Sobre el vicepresidente Mike Pence: “Es uno de los mejores hombres heterosexuales que van a conocer... es heterosexual”, dijo el mandatario y agregó: “Estoy muy orgulloso de poder llamarlo el aprendiz”.

-Sobre el secretario de Justicia Jeff Sessions: “Le ofrecí pasar por él, pero se recusó”.

-Sobre el periódico The New York Times: “Soy un ícono de Nueva York. Tú eres un ícono de Nueva York. Y la única diferencia es que yo todavía soy dueño de mis edificios”.

-Sobre el antiguo estratega en jefe Steven Bannon: “Este hombre filtró más que el Titanic”.

-Sobre la primera dama: Trump dijo que no entiende por qué todos hablan de liberar a Melania bajo el hashtag #freemelania. Dijo que realmente ella la está pasando muy bien.

Y rumbo al final de su participación en la cena, Trump no pudo resistirse a tocar algunos de sus temas favoritos como volver a recordar su victoria en las elecciones presidenciales y regañar a los reporteros sobre que fueran justos.

___

El periodista de The Associated Press Tom LoBianco contribuyó para este despacho.