WASHINGTON (AP) — El secretario de Salud, Tom Price, renunció el viernes después que sus viajes de trabajo en costosos vuelos privados dieron pie a investigaciones y metieron en aprietos a su jefe, el presidente Donald Trump.

El hecho de haber realizado reembolsos parciales y disculparse no lo salvaron.

El titular del Departamento de Salud y Servicios Humanos es el primer miembro del gabinete de Trump que deja el cargo en un joven gobierno en el que varios funcionarios de alto rango de la Casa Blanca han sido despedidos.

Price, un ex legislador, fue secretario de Salud menos de ocho meses.

Públicamente, Trump había dicho que “no estaba feliz” con que Price efectuara viajes oficiales en vuelos privados a costa de los contribuyentes, cuando en muchos casos pudo hacerlos en vuelos comerciales menos caros.

En privado, Trump dijo a sus allegados que el funcionario de salud se había vuelto una distracción. Trump sentía que Price eclipsaba su plan de reforma fiscal y minaba su campaña de “drenar el pantano” de corrupción, de acuerdo con tres personas familiarizadas con las discusiones que hablaron bajo condición de anonimato.

El viernes, Trump describió a Price como una “excelente persona”, pero “ciertamente no me gusta cómo se ven las cosas”. Price dijo en su carta de renuncia que lamentaba que los “eventos recientes hayan creado una distracción”.

Los gastos de Price llamaron la atención a los viajes de otros miembros del gabinete, y la Comisión para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes lanzó una pesquisa sobre altos funcionarios.

El rembolso de 51.887,31 dólares que hizo Price no aplacó a la Casa Blanca. Se desconoce el costo total del viaje, que incluye a sus acompañantes, pero se cree que podría ser de varios cientos de miles de dólares.

Luego de la renuncia de Price, el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, informó en un memo a los secretarios de gabinete y a los directores de agencias que se requerirá aprobación del jefe de despacho John Kelly para cualquier viaje en avión que sea alquilado, fletado, arrendado o propiedad del gobierno.

Price usó vuelos privados para 10 viajes con varias escalas, cuando en muchos casos había vuelos comerciales más baratos. Sus viajes fueron reportados en primera instancia por el portal Politico.

___

La periodista de The Associated Press Catherine Lucey contribuyó a este despacho.