LUXEMBURGO (AP) — La puertorriqueña Mónica Puig avanzó el viernes a su primera final del año al derrotar por 6-2, 7-5 a Elise Mertens en el Abierto de Luxemburgo.

Puig, 69 del ranking mundial, ganó el 86% de los puntos en su primer saque y no perdió su saque una sola vez ante su oponente belga.

La campeona olímpica de 2016 enfrentará en la final del sábado a la alemana Carina Witthoeft, quien venció 7-6 (2), 1-6, 6-3 a la francesa Pauline Parmentier.

Puig, que eliminó en la primera ronda a la favorita Angelique Kerber, buscará su segundo título en la WTA y tercero en total, al sumar la medalla de oro que consiguió en los Juegos Olímpicos de Río, donde venció a Kerber en al final.