SAN JUAN (AP) — La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico cancelará el contrato de 300 millones de dólares con la empresa Whitefish Energy Holdings, informó el titular de la agencia el domingo ante el creciente escrutinio sobre el papel de la pequeña compañía de Montana en la reestructuración de la energía eléctrica en la isla tras el paso del huracán María.

Ricardo Ramos hizo el anuncio horas después que el gobernador Ricardo Rosselló exhortara a la agencia a anular el acuerdo con Whitefish para ayudar en la reconstrucción del sistema eléctrico.

Ramos señaló que la polémica resulta una enorme distracción que causa un impacto negativo en las tareas que se realizan para restaurar la energía en el territorio estadounidense.

La labor actual de las cuadrillas de Whitefish no resultará afectada por la terminación del pacto y dicho trabajo se completará en noviembre, comentó Ramos. Agregó que la cancelación demorará en 10 o 12 semanas el trabajo pendiente, en caso de que no se encuentren alternativas.

Ramos dijo que no ha dialogado con ejecutivos de Whitefish sobre la decisión, pero advirtió de la posibilidad de una demanda.

El portavoz de Whitefish, Chris Chiames, indicó a The Associated Press que la empresa se encuentra “muy decepcionada” con la decisión del gobernador y subrayó que la medida sólo demoraría los esfuerzos por restaurar la energía eléctrica.

Comentó que Whitefish trasladó a 350 empleados a Puerto Rico en menos de un mes y que preveía contar con 500 trabajadores más para el final de la semana. Chiames dijo que la empresa completó trabajo crucial, incluyendo un proyecto que pronto proporcionará energía eléctrica para medio millón de residentes en San Juan.

“Sin duda concluiremos con cualquier trabajo (que la compañía eléctrica) quiera que finalicemos y cumpliremos nuestros compromisos”, recalcó.

Alrededor de 70% de Puerto Rico permanece sin luz a más de un mes de que María arrasó por la isla el 20 de septiembre como una tormenta de categoría 4 y vientos de hasta 245 kilómetros por hora (154 mph). Ramos explicó el domingo que restaurar el sistema eléctrico costaría alrededor de 1.200 millones de dólares.

La cancelación del acuerdo no es oficial hasta que obtenga la aprobación del consejo de la Autoridad de Energía Eléctrica, y entraría en vigor 30 días después, señaló Ramos.

El funcionario añadió que la empresa ya pagó a Whitefish 10,9 millones de dólares para el traslado de trabajadores y maquinaria pesada a la isla, y tiene un pago pendiente por 9,8 millones de dólares por las obras que ha realizado hasta el momento.