MOSCÚ (AP) — Rusia cortó de su convocatoria para el Mundial a un jugador que enfrenta una investigación por dopaje.

La Unión de Fútbol de Rusia (RFU, por sus siglas en inglés) informó el lunes que el defensa Ruslan Kambolov se lesionó un músculo de la pantorrilla durante un partido del Rubin Kazan el día anterior. Fue reemplazado por el veterano Sergei Ignashevich, de 38 años, quien abandonó su retiro como internacional.

La RFU indicó que los entrenadores dieron de baja a Kambolov “tomando en cuenta el tiempo de entrenamiento (hasta el inicio de la Copa del Mundo) y la posibilidad de agravar el problema”.

Kambolov fue investigado este año por la FIFA luego de la publicación de las investigaciones por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) que alegaban que funcionarios rusos encubrieron previos casos de dopaje.

Los abogados de Kambolov dijeron el mes pasado que su caso estaba cerrado por falta de evidencia, aunque FIFA no ha confirmado eso.

Ignashevich, defensa central, ha realizado 120 apariciones con la selección de Rusia, pero no ha jugado con el equipo nacional desde la Eurocopa de 2016.

El entrenador ruso, Stanislav Cherchesov, dijo que se reunió con Ignashevich, quien había rechazado solicitudes previas para volver a la selección.

“Ignashevich me escuchó con calma”, señaló Cherchesov en un comunicado. “Y hoy dio su consentimiento luego que quedó en claro el resultado de la evaluación a Kambolov”.

Ignashevich dijo que el llamado fue una sorpresa, “pero pensé que aceptar era lo correcto”, de acuerdo a la cuenta de Twitter del equipo ruso.

“Después de todo, es Mundial y además se realizará en nuestro país. Daré todo mi esfuerzo para ayudar al equipo”.

Rusia está teniendo problemas de cara al torneo y no tiene victorias en sus últimos cinco partidos. Desde el inicio de 2016, ha jugado 13 encuentros contra equipos que estarán en la Copa del Mundo y sólo ganó uno, en contra de Corea del Sur.