LA PAZ, Bolivia (AP) — El Defensor del Pueblo de Bolivia ha pedido al presidente de Evo Morales una pausa en la erradicación de áreas ilegales de cultivo de hoja de coca para abrir una negociación tras la muerte de dos cocaleros en choques con la policía el miércoles, mientras los cultivadores instalaron un velorio en la calle en medio de protestas contra del gobierno.

David Tezanos Pinto ofreció mediar en el conflicto pero ni el gobierno ni los cocaleros habían respondido a su llamado hasta el jueves.

“Para que se dé el diálogo estamos llamando a la pacificación, eso significa que debería suspenderse la erradicación de coca”, dijo el Defensor en rueda de prensa.

Entretanto, decenas de cocaleros instalaron los féretros de los dos caídos en la calle frente al mercado de la coca en un barrio de La Paz. En medios de llantos de los familiares, los cultivadores del arbusto anunciaron protestas desde la próxima semana.

Eliseo Choque de 31 años y Carlos Vega de 54 murieron por disparos de la policía en la región de La Asunta, a 110 kilómetros al norte de La Paz, donde los agentes del orden erradicaban coca sembrada en zonas prohibidas. En la misma región murió por un disparo, presuntamente de cocaleros, un teniente de la policía el pasado viernes.

El comandante de la Policía, Faustino Mendoza, dijo que los agentes del orden fueron emboscados por gente armada vinculada a cocaleros y respondieron al fuego.

El máximo líder de los cocaleros de esa región, el segundo sindicato más grande, Franklin Gutiérrez, fue llevado a la cárcel acusado de instigar la revuelta.

Una ley aprobada el año pasado por Morales redefinió las áreas de cultivos legales de coca hasta 22.000 hectáreas para consumo tradicional y en zonas delimitadas. La coca excedente debe ser erradicada de manera voluntaria pero cocaleros de la Asunta se oponen.

Antes aliados de Morales, los cocaleros de esa región ahora son contrarios al mandatario. El otro sindicato de El Chapare ubicado en el centro del país respalda al gobernante.

Por más de una década Morales lideró al sindicato de cocaleros del Chapare y desde allí saltó a la política para ser elegido presidente en 2006. Cerca de cien mil labriegos están vinculados a ese cultivo que es materia prima de la cocaína.

Bolivia es tercer productor de coca con el 10% de cultivos en el mundo. En primer lugar está Colombia y en segundo Perú.