GUATEMALA (AP) — Miles de campesinos e indígenas bloqueaban el martes las carreteras en Guatemala en reclamo de la renuncia del presidente Jimmy Morales y de todos los diputados acusados de supuesta corrupción.

El Comité de Desarrollo Campesino, que lidera la protesta, exigió en un comunicado la dimisión de los políticos por “corruptos e incapaces” y advirtió que los cortes se mantendrán hasta el miércoles.

Neftaly López, dirigente del Comité, dijo a The Associated Press que se permite el paso de vehículos de emergencia y que junto con la Procuraduría de Derechos Humanos se acordó que se respeten los derechos de manifestantes y transeúntes. Agregó que son 22 los bloqueos en todo el país en los que se estima que hay más de 50.000 personas.

“Esto nada más es una muestra para manifestar el descontento y que la población sepa la necesidad que hay de hacer un cambio de gobierno. Nosotros estamos pidiendo la disolución del Congreso porque consideramos que la mayoría de los diputados están vinculados con estructuras criminales que han cooptado al Estado y lo que buscan es protegerse”, dijo López.

Antonio Malouf, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras, cuestionó los bloqueos. “Tienen el derecho a manifestar pero no a pasar por encima de los derechos de los demás”, dijo a periodistas.

Ricardo Guzmán, viceministro de operaciones del Ministerio de Gobernación, señaló a la prensa que se han enviado agentes de la policía a los cortes a negociar con los manifestantes para que depongan las acciones.

El presidente Jimmy Morales y los diputados han estado en el ojo de la tormenta por sus presuntos nexos con casos de corrupción.

En agosto la Fiscalía General y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidieron retirarle la inmunidad al mandatario para investigarlo por supuesto financiamiento electoral ilícito de la campaña del Frente de Convergencia Nacional que lo llevó a gobierno en 2015. La Corte de Constitucionalidad aceptó la solicitud pero el Congreso la rechazó en dos ocasiones.

La fiscalía solicitó en septiembre un nuevo retiro de la inmunidad tras denunciar que Morales había recibido 61.000 dólares por parte del Ejército como un pago adicional a su salario como presidente, pero la justicia rechazó el pedido aduciendo que ya había devuelto el dinero.

Dos días después de conocer el proceso en su contra de agosto, Morales ordenó la expulsión de Guatemala de Iván Velásquez, titular de la CICIG, lo que derivó en una grave crisis política. Sin embargo, la Corte protegió la permanencia de Velásquez en el país mediante un amparo.

Casi de inmediato los diputados modificaron el Código Penal buscando proteger a los políticos de delitos electorales pero también libraron de responsabilidad penal a quienes cometieran más de 400 delitos -entre ellos la pedofilia- lo que generó el rechazo masivo de la población. Finalmente los legisladores debieron dar marcha atrás y dejar sin efecto los cambios.