LAS VEGAS (AP) — Con una intensa lluvia de golpes en el noveno asalto, Terence Crawford afianzó el sábado sus credenciales como uno de los mejores boxeadores libra por libra del mundo.

Crawford apabulló al australiano Jeff Horn a falta de 50 segundos para el final de la novena ronda y lo puso contra las cuerdas con una andanada de puñetazos que le dio la victoria en el combate por el cinturón de campeón del peso wélter.

El árbitro Robert Byrd paró la pelea a 28 segundos del final del asalto.

"Como dije antes, yo era el más fuerte”, señaló Crawford, que conectó el 48% de sus golpes, según CompuBox. "Él hizo todo lo que esperábamos de él. Llegó aquí con la intención de enojarme y ponerme agresivo. Pero lo que no entendió en lo fuerte que soy. Creo que me subestimaron un poco”.

"Soy más fuerte que él. Solo tenía que subir al cuadrilátero y demostrarlo. Ya vieron lo que hice ahí. Ahora quiero a todos los campeones en el peso welter”.

Crawford (33-0, 24 nocauts) subió a la división de 147 libras y se convirtió en el sexto boxeador en la historia del deporte en ganar títulos en los pesos ligero, wélter junior y wélter.

El boxeador, de 30 años y natural de Omaha, Nebraska, mejoró su foja a 11-0 (ocho nocauts) en peleas mundiales por el título, y es el estadounidense en activo con más victorias.

Horn, de 30 años, (18-1-1, 12 nocauts) tuvo problemas en el pesaje de la víspera, donde dio 148 libras en su primer intento. Había logrado el título por la decisión de los jueces en una pelea contra Manny Pacquiao en su Brisbane natal el pasado julio. Desde entonces solo peleó en otra ocasión, contra Gary Corcoran también en su ciudad en diciembre, y logró retener el cinturón.