LONDRES (AP) — En lo que a romance se refiere, la tercera es la vencida para el príncipe Enrique, por años uno de los solteros más codiciados y acaudalados de Gran Bretaña.

El príncipe, ahora comprometido con la actriz estadounidense Meghan Markle, tuvo otras dos parejas serias en su vida, aunque ambas se sintieron incómodas con la constante cobertura mediática de la familia real británica.

La primera fue Chelsy Davy, proveniente de Zimbabue y quien mantuvo una relación intermitente con Enrique desde 2004 hasta 2011. Fueron fotografiados juntos muchas veces, para el deleite de los tabloides ingleses, y compartieron una pasión por la cultura y la fauna africana.

Davy, quien estudió derecho y ha lanzado una línea de joyas de lujo, se ha mantenido mayormente alejada de la luz pública desde que la pareja se separara, pese a rumores de un reavivado romance en 2015. En una entrevista con el diario The Times el año pasado, se quejó del estrés ocasionado por la constante atención mediática. Ella y Enrique permanecen en buenos términos.

"Era tan intenso, loco y aterrador, incómodo", dijo. "Me era muy difícil cuando era fuerte. No pude lidiar. ... Yo trataba de ser una chica normal y era horrible".

La siguiente pareja seria de Enrique fue Cressida Bonas, una actriz emergente con la que salió entre el 2012 y el 2014.

Cuando se abrazaron en público, algunos lo tomaron como una señal de un eventual compromiso. Pero su relación también se fue a pique bajo la constante mirada de la prensa y la atención pública.

Bonas sintió que no podía caminar por la calle sin ser constantemente juzgada y fotografiada por extraños con sus celulares, dijo la editora de la revista Majesty Ingrid Seward, amiga de los padres de Bonas.

"Simplemente decía que era horrible porque cada vez que caminaba por la calle podía oír a la gente criticándola", Seward dijo en un festival literario el año pasado.

Bonas dijo en agosto a The Daily Telegraph que era "increíblemente frustrante" ser definida por el público únicamente por su relación con Enrique.

Markle representa un cambio para Enrique: es mayor que él y ya tiene una carrera establecida como actriz, con un papel prominente en la serie de TV "Suits".

Estar ya bajo la luz de los reflectores podría ayudarla a lidiar con los medios y el público. Y Enrique ha dejado en claro que hará lo que sea necesario para protegerla de la atención no deseada.

Sus relaciones con Enrique no habrán perdurado, pero Davy y Bonas parecen llevarse bien. Ambas fueron fotografiadas juntas riendo y tocándose las manos durante una fiesta en el 2016.