SANTA CLARA, California, EE.UU. (AP) — El linebacker exterior de San Francisco, Aldon Smith, reconoció el martes que visitó brevemente la casa de Ray McDonald en el día en que su ex compañero habría agredido sexualmente a una mujer.

Smith negó sin embargo que haya bebido alcohol ese día, y aseguró que se somete con regularidad a análisis para determinar su sobriedad. Este año, el jugador cumplió una suspensión de nueve partidos por infringir las políticas de la NFL sobre abuso de sustancias y conducta personal.

"Yo estuve en la casa de Ray durante cerca de una hora", dijo Smith frente a su casillero. "No bebí nada, y no tengo más que decir sobre eso. No es mi asunto ni mi problema".

Según documentos de la corte revelados el lunes, el encuentro sexual entre McDonald y la mujer ocurrió el 14 de diciembre, unas horas después de que los 49ers volvieron de un partido que perdieron por 17-7 en Seattle.

La mujer permaneció con McDonald en su casa durante el día siguiente, cuando bebió vodka con McDonald y Smith, según los documentos. McDonald, quien era integrante de la línea defensiva de los 49ers, reconoce que ese día tuvo relaciones sexuales con la mujer, pero niega haberla obligado.