CARACAS (AP) — Los mayores partidos opositores de Venezuela acordaron no participar en las elecciones presidenciales de abril ante la falta de condiciones electorales, decisión que eleva las tensiones políticas y amenaza con profundizar la crisis que enfrenta el país suramericano agobiado por una desbocada inflación de cuatro dígitos y una severa escasez de alimentos y medicinas.

En tanto, el gobierno redobló la apuesta y anticipó que propondrá que en los mismos comicios sean elegidos los diputados del Congreso, dominado por la oposición y cuyo mandato finaliza en enero de 2021, anuncio que los analistas asumen como un intento del oficialismo de presionar a algunas facciones de la oposición para que acudan a las elecciones presidenciales.

El vicepresidente del partido Acción Democrática, diputado Edgar Zambrano, dijo a The Associated Press que su organización y las fuerzas Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo decidieron sumarse a la postura de Voluntad Popular, la tercera fuerza opositora, de no acudir a los comicios.

"Necesitamos el conjunto de todas las fuerzas de la oposición y desde ese punto de vista si no está Voluntad Popular, si no está Primero Justicia, si no está Un Nuevo Tiempo, pues se hace muy cuesta arriba ir contra una matriz que se va a generar a favor de la no participación”, indicó el dirigente.

Primero Justicia, que es la mayor fuerza opositora, anunció que ante la negativa del gobierno de otorgar las garantías electorales --tales como auditorías, observación internacional, el voto de todos los venezolanos en el exterior y el respeto a los plazos electorales-- decidió no participar en el proceso, que consideró como “fraudulento”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) --controlado por el oficialismo-- inhabilitó este mes a Voluntad Popular y Primero Justicia para inscribir candidatos.

La oposición rechazó la convocatoria a elecciones presidenciales para el 22 de abril que fijó el CNE alegando que la fecha no se ajusta a las regulaciones locales que establecen un plazo mínimo anticipado de seis meses.

Durante las negociaciones que mantuvieron por más de un mes el gobierno y la oposición en República Dominicana la coalición opositora exigió que las elecciones presidenciales se cambiaran para la segunda mitad del año, que se designaran nuevos directivos del CNE y que se permitiera la presencia de observadores internacionales independientes apoyados por Naciones Unidas. Sin embargo, el diálogo fracasó ante la decisión del oficialismo de adelantar las elecciones presidenciales.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, anunció que el organismo entregó a la Secretaría General de la ONU la invitación para integrar una misión de acompañamiento y observación de los comicios de abril, según reseñó la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

En tanto- el vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo el martes a una radio estatal que propondrá a la Constituyente que el 22 de abril también se elijan los diputados de la Asamblea Nacional. El Congreso -que es controlado por la oposición- fue electo en diciembre de 2015 para legislar por un período de cinco años, según lo previsto en la constitución.

Cabello justificó la convocatoria anticipada de elecciones de diputados alegando que “El Poder Legislativo no existe aquí en Venezuela. Es una cueva de dinosaurios”.

El consultor político Edgard Gutiérrez expresó que la acción del oficialismo podría responder una táctica para posponer las elecciones y lograr “persuadir” a algunas facciones de la oposición a que participen en la consulta de abril.

La coalición opositora, que integran una veintena de partidos, inició este mes una serie de consultas para tratar de lograr una posición de consenso pero la decisión se ha complicado debido a que algunas pequeñas organizaciones se han mostrado a favor de participar.

Por su parte el pastor evangélico Javier Bertucci lanzó el domingo su candidatura al igual que el ex alcalde opositor de Caracas, Claudio Fermín, quien anticipó en enero que se postulará de forma independiente. El dirigente del pequeño partido opositor Avanzada Progresista, Heri Falcón, espera definir esta semana si formaliza su inscripción como candidato con el apoyo de algunas organizaciones minoritarias.

El profesor de estudios políticos de la Universidad Austral de Chile, Miguel Ángel Martínez Meucci, dijo a la AP que para la oposición “no había opciones” de ir a los comicios debido a que hay limitadas posibilidades de que la voluntad de los venezolanos se vea reflejada en los resultados electorales.

Martínez Meucci sostuvo que aunque la oposición tiene a su favor el hecho de que existe un gran descontento hacia el gobierno del presidente Nicolás Maduro por la crisis, las autoridades están “en capacidad de alterar progresivamente cada una de las etapas del proceso electoral”. Agregó que la decisión de la oposición tendrá algún sentido si va acompañada de un “plan de acciones” para los próximos meses.

En medio de este contexto, el analista afirmó que Venezuela marcha hacia un “agravamiento” de la crisis interna, del sistema político, y de la calidad de vida de la población, con mayores repercusiones para la región ante el desplazamiento masivo de los venezolanos hacia los países vecinos.

______

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn