WASHINGTON (AP) — Una inmigrante adolescente embarazada que le dijo a un juez que le negaron abortar mientras estaba en detención federal ha sido liberada, lo que le dio la oportunidad de someterse al procedimiento.

Según documentos presentados en la corte el domingo, la administración del presidente Donald Trump dijo que la joven de 17 años había sido liberada a un “guardián”, un adulto que suele ser pariente.

La adolescente, cuya identidad no ha sido revelada, es la cuarta inmigrante adolescente embarazada representada por Unión Americana de las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en llegar al tribunal por la política del Departamento de Salud y Asistencia Social de negarse a permitir que los menores bajo su detención aborten. La ACLU la calificó de “menor sin acompañante”, lo que indica que fue detenida en su intento por ingresar a Estados Unidos.

Un juez previamente había tomado partido con las otras adolescentes representadas por ACLU.