MONTEVIDEO (AP) — La alcaldía de Montevideo ha encendido una intensa polémica en Uruguay, al decidir que este año dejará de elegir a una reina para el carnaval capitalino.

La Intendencia de Montevideo, organizadora de los festejos, resolvió que no se escogerá a la tradicional reina por considerar que los concursos de belleza son sexistas. En vez de eso, elegirá a una figura para esas fiestas entre una veintena de postulantes, entre los que figuran tres hombres y una mujer trans.

La resolución de noviembre, que recién trascendió en los medios, indica que no será “un concurso de belleza que fomente estereotipos de género y ejerza violencia simbólica contra las mujeres, sino como una celebración al espíritu solidario y la alegría de la fiesta del carnaval”.

Esa medida generó una candente polémica en los medios y las redes sociales, aunque las autoridades se mantuvieron firmes en su resolución.

“Este es el carnaval que organiza la Intendencia de Montevideo y vamos a intentar ir erradicando (los estereotipos) del concepto de belleza de la mujer”, subrayó el prosecretario del municipio Christian Di Candia al canal 12 de televisión. Se trata de un “cambio cultural”, acotó.

Según el nuevo reglamento, los jurados elegirán a la “Figura del Carnaval” en función de conocimientos sobre carnaval, su barrio, su participación en proyectos socioculturales, su comunicación con el público, dinamismo y su alegría carnavalesca.

Pero un senador opositor, Ope Pasquet, lamentó el viernes la medida, que consideró propia de la actual “cultura progresista”.

“Desde siempre, la humanidad reconoció el valor de la belleza y distinguió a quienes lo encarnan en grado superior”, expuso en su cuenta de Twitter. “Pero para la Intendencia de Montevideo, premiar la belleza femenina es ejercer violencia simbólica sobre la mujer”.

El gremio, que reúne a todos los conjuntos que brindan espectáculos en el carnaval, también se expresó en desacuerdo.

Su presidente Enrique Espert anunció, incluso, que en 2019 organizarán un concurso de reina del carnaval exclusivamente entre mujeres y para premiar su belleza, como ha sido tradicionalmente.