FILADELFIA (AP) — Sean Johnson, dueño de una barbería, quedó impresionado cuando vio a un joven que cortaba el cabello sin costo a los indigentes sobre las calles de Filadelfia, pero se quedó pensando cómo podría hacerlo durante el frío invierno.

Así que Johnson llevó a Brennon Jones, de 29 años de edad, a una barbería completamente equipada que se ubica a unos cuantos metros de la suya. Le aventó las llaves y le dijo: “Es tuya”.

“Y luego se fue”, relató Jones a Philly.com.

Jones celebró el fin de semana la apertura de su nueva barbería, Phenomenon Perfection. Planea pasar todos los lunes proporcionando cortes de cabello, almuerzos y revisiones médicas a sus clientes indigentes.

“Que alguien te dé un edificio, que diga: ‘Esto es tuyo, sin compromisos’, simplemente me dejó perplejo”, reconoció Jones.

Jones captó la atención de Johnson a principios del año gracias a su operación “Haircuts 4 Homeless” (Cortes de cabello para indigentes). Johnson le ofreció empleo, pero Jones lo rechazó de manera cortés. Después de cortar cabello durante 11 años, Jones decidió que era más feliz haciendo obras de caridad.

“Para mí es algo más que un corte de cabello”, dijo Jones. “Me ven como una bendición, pero para mí ellos son la bendición”.

Johnson se reencontró con Jones en octubre y le preguntó sobre sus planes para el invierno, pero Jones no había pensado en eso.

Johnson, quien aprendió a cortar el cabello en prisión, dijo que recordó las oportunidades que otras personas le habían brindado y quiso hacer lo mismo por Jones.

“En esta ciudad se ven muchas cosas malas”, dijo Johnson. “Cuando ves algo bueno, quieres ser parte de eso”.