Los Senderos de Crestas del Pacífico usados por aventureros para ir caminando desde México hasta Canadá no son una empresa para pusilánimes. Pero súbitamente está despertando el interés de mucha gente tras el estreno de la película "Wild".

El libro "Wild", que está en la lista de best sellers desde hace casi dos años, generó un pequeño aumento en la cantidad de personas que se interesan en el recorrido, "pero la película parece estar teniendo un impacto mucho más grande", según Jack Haskel, de la Asociación de Senceros de las Crestas del Pacífico, que preserva y promueve el sendero. "En diciembre el tráfico de nuestro portal aumentó un 300% en relación con el año pasado".

También se registró un incremento en las solicitudes de permisos para cubrir el recorrido de punta a punta. La aventura comienza cerca de Campo, en las afueras de San Diego, en la frontera con México, y cubre 4.264 kilómetros (2.650 millas). Atraviesa los estados de California, Oregón y Washington y termina en un remoto sector de la frontera con Canadá, el Pasayten Wilderness.

Desde la década de 1950, solo 3.346 personas informaron haber completado el trayecto, pero la cantidad de gente que lo intenta ya estaba en ascenso incluso antes del libro y la película.

Cuando Haskel hizo el trayecto en el 2006, solo 300 personas se aventuraron y 120 lo completaron. En el 2014, más de 1.000 aventureros iniciaron el recorrido y aproximadamente la mitad lo completó.

Cheryl Strayed, autora de "Wild", cubrió 1.770 kilómetros (1.100 millas) mientras se recuperaba de su adicción a las drogas, de un divorcio y de la muerte de su madre. Reese Witherspoon fue postulada al Oscar a la mejor actriz por su actuación en el papel de Strayed, en tanto que Laura Dern fue nominada al Oscar a la mejor actriz de reparto tras personificar a la madre de la heroína.

"La película es el evento publicitario más grande que jamás hemos tenido en los senderos, mucha gente está oyendo acerca de ellos por primera vez y se está interesando", afirmó Haskel.

Tanto la cinta como el libro ofrecen una visión realista de los retos y las recompensas que ofrece el recorrido. Strayed se quedó sin agua, caminó bajo la lluvia y la nieve y sangró de los pies por usar botas demasiado pequeñas. Tuvo algunos encuentros peligrosos con gente con la que se cruzó en el camino, pero también tuvo experiencias humanas muy positivas, con personas generosas y bondadosas. Al final de cuentas, la serenidad y la belleza natural de los senderos la ayudaron a cicatrizar sus heridas psicológicas.

No hay estadísticas confiables acerca de la cantidad de mujeres que recorren los senderos, pero da la impresión de que también está aumentando su número. Hoy el 30% de los senderistas aproximadamente son mujeres, comparado con el 10% de hace algunos años, de acuerdo con Haskel.

"Sin duda hay más mujeres haciendo hiking", expresó. "Las mujeres me dicen que se sintieron alentadas por 'Wild'. Quién sabe qué pasará este año".

Los senderistas que intentan cubrir todo el recorrido generalmente lo inician en abril o mayo y lo terminan en septiembre. Caminan más de 30 kilómetros (20 millas) diarios, tomándose un día de descanso de vez en cuando para recuperarse y reabastecerse. La época del año es clave: si uno arranca demasiado pronto en la primavera puede toparse con nevadas y arroyos desbordados en las montañas de la Sierra Nevada. Si parte tarde, se encontrará con nevadas en la Cordillera de las Cascadas.

Además de estar bien preparados y planificar el recorrido cuidadosamente, los senderistas tienen que tomar en cuenta otro factor: el dinero. La travesía completa puede costar fácilmente 6.000 dólares, incluido un vuelo a San Diego, comida para cinco meses y equipo como mapas, mochila, bolsa de dormir y una carpa. "La gente que lleva consigo 3.000 dólares a menudo se encuentra con que ese dinero no les alcanza", dijo Haskel. Con frecuencia, por otro lado, un caminante acaba con cuatro o cinco pares de zapatillas para senderistas, que son el calzado preferido por estos días, en lugar de las botas que le destrozaron los pies a Strayed en 1995.

No hace falta cubrir todo el trayecto para disfrutar de los Senderos de Crestas del Pacífico. Basta con caminar algunas horas, de día o de noche. El portal de la Asociación de Crestas recomienda muchos senderos accesibles, incluido el Puente de los Dioses cerca de Portland, Oregón, donde se filmó una escena de la película.

La popularidad de los senderos y del "hiking"podría aumentar más todavía tras el estreno en los próximos meses de "A Walk in the Woods", protagonizada por Robert Redford y Nick Nolte, basada en el libro de Bill Bryson sobre dos amigos fuera de forma que tratan de cubrir los 3.522 kilómetros (2.189 millas) del Sendero de los Apalaches entre los estados de Georgia y Maine.

___

Online: http://www.pcta.org/wild/