LONDRES (AP) — Es una figura del espectáculo en su propio derecho, y una mujer franca que habla con seguridad sobre su origen y sus pasiones. La actriz estadounidense Meghan Markle será un nuevo tipo de realeza cuando se case con el príncipe Enrique el próximo año.

De alguna manera Markle, una estadounidense de raza mixta criada en California, y divorciada, representa una sorpresiva adición a la monarquía de Gran Bretaña. Pero la institución ha avanzado con los tiempos, y el romance entre Markle y Enrique tiene un sabor decididamente sencillo y moderno.

Markle, más conocida por su papel de una ambiciosa asistente jurídica en la exitosa serie de drama "Suits", sorprendió a muchos cuando compartió sus sentimientos por Enrique en una entrevista de portada con Vanity Fair el pasado septiembre. Cuando le preguntaron por el frenesí mediático en torno a su relación, la actriz de 36 años dijo: "Al final del día creo que es realmente simple. ... Somos dos personas que están realmente felices y enamoradas".

Al describir a Enrique como su "novio", Markle dijo que aunque sabía que ella y el príncipe tendrían que "pronunciarse" sobre su relación en algún momento, eran simplemente una pareja que disfrutaba el pasar tiempo juntos.

"En lo personal, me encanta una gran historia de amor", expresó.

Es inusual que la pareja de un miembro de la realeza hable de manera tan pública, y cándida, antes de estar comprometida. Las pasadas parejas de Enrique se mantuvieron alejadas de la luz pública y su cuñada, antes conocida como Kate Middleton, permaneció en silencio hasta que ella y el príncipe Guillermo dieron una entrevista formal televisada desde el Palacio de Buckingham luego que su compromiso se hizo público.

Pero a diferencia de otras "plebeyas" vinculadas de manera romántica con la realeza británica, Markle no es ajena a la exposición mediática o el mundo del espectáculo.

El papel más exitoso de la actriz es el de la enérgica Rachel Zane en la serie de TV estadounidense "Suits", ahora en su séptima temporada. También ha desempeñado papeles pequeños en series como "Fringe", ''CSI: Miami", ''Knight Rider" y "Castle", así como en películas que incluyen "Horrible Bosses".

Además de actuar, Markle fundó un blog sobre estilo de vida llamado TheTig.com (que cerró en abril sin explicación), y ha usado su estatus de celebridad para apoyar causas humanitarias.

Ha hecho campaña con Naciones Unidas por la igualdad de género, ha escrito en la revista Time sobre la educación para niñas y el estigma en torno a la menstruación, y ha viajado a Ruanda como una embajadora global para la fundación World Vision Canada. Ha descrito cómo su madre la llevó a los barrios pobres de Jamaica para que viera la pobreza con sus propios ojos, y ha dicho que experiencias como esa moldearon su conciencia social y su trabajo caritativo.

Enrique y Markle se tomaron de la mano en su primera aparición oficial juntos en septiembre en Toronto en los Juegos Invictus, un evento deportivo para veteranos de guerra heridos que Enrique inició. Ambos iban vestidos con jeans, sonrientes y conversando al llegar a un partido de tenis. Varios días después, Enrique fue fotografiado besando a Markle en la mejilla mientras acompañaba a la actriz y la madre de ésta a ver la ceremonia de clausura del evento.

Markle dijo que conoció a Enrique por medio de amigos en Londres en julio del 2016, y que estuvieron saliendo en silencio por varios meses antes de que su romance hiciera noticia.

La atención de los medios entonces se volvió tan intensa que Enrique tomó el inusual paso de confirmar oficialmente su relación para ahuyentar a la prensa. En una fuerte declaración emitida a través del palacio, el príncipe pidió a los reporteros que dejaran de inmiscuirse en la vida privada de su novia y criticó el "rotundo sexismo y racismo" en algunos comentarios en Internet. Dijo que algunos artículos con "trasfondo racial" se habían pasado de la raya.

Algunos tabloides habían hecho alusión al origen racial de Markle al apuntar que era de madre afroamericana y padre blanco. La propia Markle ha dicho abiertamente que ha asumido su origen biracial, tanto mientras crecía como durante su carrera en Hollywood.

En una entrevista en marzo con la revista Allure, dijo que mientras estudiaba sobre raza en la universidad "por primera vez le pude poner un nombre al hecho de sentirme demasiado blanca en la comunidad negra y demasiado mezclada en la comunidad blanca”.

"Para los castings, era etiquetada como 'étnicamente ambigua'", dijo.

Markle nació el 4 de agosto de 1981. Su madre era una terapeuta clínica y su padre director de iluminación de televisión. Creció en Los Angeles y ahora vive en Toronto.

Fue a una escuela secundaria para niñas católicas antes de ir a la Universidad de Northwestern en Illinois, donde estudió teatro y relaciones internacionales.

Markle se casó con el productor de cine Trevor Engelson en el 2011, pero se divorció dos años después.

No será la primera vez que un miembro de la familia real británica se case con una estadounidense. Como es bien sabido, en 1936 Eduardo VIII renunció al trono al ser obligado a elegir entre la monarquía y su relación con la dama de sociedad Wallis Simpson, dos veces divorciada.

En su entrevista con Vanity Fair, Markle dejó en claro que la atención del mundo en su romance no la perturbaba.

"Sigo siendo la misma persona, y jamás me he definido a mí misma por mi relación", señaló. "La gente cercana a mí me mantiene anclada sabiendo quién soy. El resto es ruido".