TOKIO (AP) — El gabinete de Japón aprobó el martes un plan para adquirir una serie de costosos sistemas antimisiles estadounidenses para mejorar las capacidades de defensa ante las crecientes amenazas de Corea del Norte.

La decisión permitirá que el Ministerio de Defensa compre dos sistemas Aegis Ashore que operan desde tierra para sumarse al actual sistema japonés de defensa antimisiles de dos pasos, que consiste en baterías Patriot y destructores equipados con Aegis.

La adquisición aumentaría aún más los gastos de defensa en que el gobierno del primer ministro Shinzo Abe propugna por permitir que el ejército japonés adopte un mayor papel a nivel internacional e incremente su capacidad antimisiles.

Funcionarios de defensa señalan que las dos unidades Aegis Ashore pueden cubrir todo el territorio japonés y tendrían un costo de alrededor de 1.800 millones de dólares (200.000 millones de yenes), aunque no se han difundido las cifras exactas. Se planea su despliegue para 2023.