LUXEMBURGO (AP) — Aunque no pudo ganar su primer título del año, Mónica Puig envió el sábado un mensaje de respaldo a sus compatriotas puertorriqueños afectados por el huracán María.

La tenista boricua cayó por 6-3, 7-5 ante la alemana Carina Witthoeft en la final del torneo de Luxemburgo, y aprovechó el escenario para ofrecer palabras de aliento a la isla que fue destrozada por el paso del huracán el 20 de septiembre.

“A todos los que estén viendo en Puerto Rico, este torneo es para ustedes”, dijo Puig, sin poder contener las lágrimas, mientras hablaba desde el centro de la cancha. “Sé que hemos tenido nuestros altibajos, pero sé que la situación va a mejorar, y yo voy a estar con ustedes y los voy a ayudar todo el tiempo”.

“Así que Puerto Rico, fuerza y los quiero mucho”, sentenció la 69na del ranking mundial.

La mayoría de la isla sigue sin electricidad, y muchos no tienen agua potable, desde que azotó la tormenta el mes pasado.

Puig no disputaba una final desde que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto de 2016.

La boricua conquistó su único trofeo en la WTA en 2014 en Estrasburgo.