SAN DIEGO (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump presentó el lunes cuotas de producción para los jueces migratorios en un esfuerzo por reducir la enorme cantidad de casos atrasados, lo que causó preocupación entre jueces y fiscales de que se apresuren las decisiones injustamente.

La Oficina Ejecutiva para Evaluación de Casos de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés) indicó que los jueces deben completar 700 casos al año para obtener una calificación satisfactoria. Los estándares, que entrarán en vigor el 1 de octubre, incluyen otras seis medidas que indican cuánto tiempo deberían llevarse los magistrados en los distintos tipos de casos y peticiones legales.

La medida, aunque importante, no es sorpresiva. El secretario de Justicia Jeff Sessions, quien está al frente de las cortes migratorias, ha buscado cambios drásticos en los tribunales que tienen grandes retrasos en los casos, en una época en la que el marcado incremento en los arrestos con fines de deportación durante el gobierno de Trump ha incrementado a más de 650.000 el número de casos acumulados. En diciembre, Sessions escribió que las medidas de rendimiento de los jueces ayudarían “a concluir en forma eficiente y oportuna los casos y peticiones”, al tiempo que se mantiene la imparcialidad.

James McHenry, director de la EOIR, utilizó un lenguaje similar en un correo electrónico enviado el viernes en el que detalla las nuevas medidas para los aproximadamente 350 jueces migratorios de la agencia.

“El utilizar métricas para evaluar el rendimiento no es algo ni nuevo ni único”, escribió McHenry. “La finalidad en la implementación de estas métricas es alentar un manejo de casos eficiente y efectivo, al tiempo que se conserva la discreción del juez migratorio y el debido proceso”.

The Associated Press obtuvo una copia del memorándum de McHenry y el plan de rendimiento, cuyo contenido fue reportado primero por The Wall Street Journal.

Las medidas son sumamente específicas. Un juez que complete más de 560 casos al año, pero menos de 700, “necesita mejorar”. Decidir menos de 560 casos al año no es satisfactorio.

El Departamento de Justicia señaló el lunes que los jueces completan un promedio de 678 casos al año.