SAO PAULO (AP) — La decisión de Neymar, de admitir en un anuncio publicitario que a veces reaccionó en forma en forma exagerada cuando le cometieron faltas en el Mundial, ha resultado contraproducente.

Expertos brasileños en marketing consideraron que la imagen del delantero del París Saint-Germain ha incluso empeorado tras el comercial.

Bajo el título de “Un hombre nuevo cada día”, el video difundido el domingo fue auspiciado por la empresa Gillette, y transmitido en varias cadenas televisivas de Brasil.

“Pueden pensar que a veces exagero. Y a veces sí exagero. Pero la verdad es que sufro sobre la cancha”, dijo Neymar en el anuncio, en referencia a las faltas constantes que recibió durante la Copa del Mundo. “Tardé demasiado en aceptar sus críticas. Me llevó tiempo mirarme en el espejo y convertirme en un hombre nuevo”.

Brasil fue eliminado por Bélgica este mes, en los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Los especialistas en marketing opinaron que el anuncio dañó la imagen del astro de 26 años tanto como sus exageraciones en Rusia.

“Todo el mercado esperó 15 días desde que terminó el Mundial para escucharlo”, dijo a The Associated Press Amir Somoggi, socio en la empresa Sports Value. “Él dio algunas entrevistas pero no admitió entonces sus exageraciones. Ahora se ha ocultado en un comercial de TV para hacerlo. Eso fue bueno para el patrocinador, después de todo lo que hemos hablado de la marca (de Neymar), pero no fue bueno para Neymar, quien tiene ahora que manejar una crisis de imagen aún peor”.

Erich Beting, consultor de marketing deportivo, consideró un error el momento en que se difundió el anuncio.

“Los problemas de Neymar ocurrieron en la cancha, y él no jugará mañana para mostrarnos cómo ha cambiado, tal como señala el anuncio. Ese hecho y su decisión de elegir un anuncio para hacerlo, provocan que todo resulte vacío. Pasarán semanas antes de que él tenga la oportunidad de mostrar cualquier mejora real”, añadió Beting.

José Colagrossi, otro consultor de marketing deportivo, coincidió.

“Sería diferente si él realmente se sincerara en una conferencia de prensa en directo, mirándonos a los ojos y no en un video patrocinado”, indicó.

No es la primera vez que Neymar recurre a un comercial tras una crisis en su imagen.

En 2011, fue criticado por su mal comportamiento, y recurrió a un anuncio auspiciado por el operador telefónico Nextel para dirigirse a sus seguidores.

“Ustedes me insultaron cuando cometí errores, me gritaron cuando no escuché”, dijo en aquel anuncio. “Saben quién soy. Soy sólo otro chico feliz jugando con este balón”.

Ahora, algunas críticas se dirigen también a Neymar da Silva Santos, padre del futbolista y el hombre que maneja su carrera.

Ricardo Fort, encargado de los acuerdos globales de patrocinio en Coca-Cola, dijo que el delantero necesita tomar el control de su carrera.

“Después de este Mundial, quien piensa en Neymar piensa en el que hace teatro y finge faltas. Se trata de atributos con los que ninguna marca quiere asociarse”, escribió Fort en una carta abierta al jugador, la cual se publicó el lunes en la edición de la revista Meio & Mensagem. “Es tiempo de que contrates a un profesional para que cuide tu carrera. Eres demasiado valioso para que te traten así”.

La AP pidió que colaboradores de Neymar hablaran sobre el asunto. Respondieron que las preguntas debían hacerse a Procter & Gamble, la dueña de Gillette.

Le empresa rechazó abordar las críticas al jugador o el anuncio.

“Como muchos otros, Neymar enfrenta retos, lesiones y derrotas, y el objetivo de Gillette es alentar a cada hombre, sin distinción, para reflexionar en la oportunidad de convertirse en un hombre nuevo cada día”, señaló la compañía en un comunicado.

Asimismo, la empresa negó un reporte del diario O Globo, en el que se afirmó que el ariete recibió un pago de unos 250.000 dólares por el anuncio.