SAN DIEGO (AP) — Un mexicano deportado en dos ocasiones que tenía un historial de arrestos logró asumir la identidad de un ciudadano estadounidense y cobró prestaciones gubernamentales por más de 360.000 dólares durante casi cuatro décadas, según expedientes de una corte en California.

Andrés Avelino Anduaga utilizó un acta de nacimiento falsa en 1980 para crearse lo que parecía una personalidad legítima al tramitar una licencia de manejo de California, un número del Seguro Social y un pasaporte estadounidense, según documentos obtenidos por el periódico San Diego Union-Tribune. Los documentos oficiales estadounidenses lo identificaban como Abraham Riojos, nacido en Alpine, Texas, en 1958.

Anduaga, que tiene 66 años y vivía en Tijuana, México, se declaró culpable el jueves en San Diego de robo de propiedad pública y de ser un inmigrante sin permiso deportado previamente, informó el periódico el sábado.

El mexicano aceptó restituir a las agencias de gobierno lo que les robó, pero podría enfrentar multas adicionales y una condena de 12 años de cárcel cuando lo sentencien en mayo.

La farsa de Anduaga comenzó a quedar al descubierto en abril de 2015 durante una inspección ordinaria para determinar si todavía tenía derecho a prestaciones por discapacidad. El hombre que decía llamarse Riojos dio un domicilio en la ciudad de Chula Vista, en el sur de California, según la demanda penal. Pero cuando los investigadores visitaron la vivienda en enero de 2016, el casero admitió que Riojos nunca vivió ahí sino en México, según los documentos.

Los investigadores revisaron los archivos sobre personas que cruzan la frontera y encontraron viajes frecuentes de Riojos, lo que posiblemente implicaba que vivía en México.

Según investigaciones posteriores, el hombre que decía ser Riojos tenía un registro de antecedentes penales con 21 nombres diferentes y seis fechas de nacimiento que se remontaban a 1974, según el periódico. El historial incluía una violación a las leyes relacionada con armas de fuego, falsificación, posesión de cocaína y múltiples detenciones por manejar ebrio, según los fiscales.

Los expedientes de inmigración mostraron que fue deportado en 1994 y nuevamente en 2000.

Según un análisis de las prestaciones de Anduaga, éste solicitó primero en 1989 prestaciones de Ingresos de Seguridad Suplementaria y recibió pagos retroactivos hasta 1988. Obtuvo pagos mensuales por un total de 244.441 dólares hasta el 1 de agosto de 2016, según su acuerdo con la fiscalía por el que se declaró culpable.

Accedió también a prestaciones y pagos del programa de asistencia Medi-Cal y recibió 112.981 dólares en total. Además, recibió ilegalmente más de 3.486 dólares en cupones para alimentos mediante un programa a nivel de condado, según los expedientes.

Los investigadores rastrearon al verdadero Abraham Riojos y lo encontraron en una pequeña localidad rural en Florida. Dijo a los agentes especiales que lo visitaron que no tenía idea de que su identidad había sido utilizada todos estos años.

___

Con información del The San Diego Union-Tribune, http://www.utsandiego.com

___

Information from: The San Diego Union-Tribune, http://www.utsandiego.com