PUERTO PRINCIPE, Haití (AP) — El gobierno haitiano suspendió el sábado un aumento de los precios de combustibles horas después de que manifestantes atacaron un hotel Best Western Premiere en un barrio lujoso de la capital de Haití.

El primer ministro Jack Guy Lafontant había dicho inicialmente que los aumentos eran necesarios para equilibrar el presupuesto y no dio el menor indicio de que se los anularía, pero su gobierno se retractó después que estallaron las protestas en la capital.

Un periodista de The Associated Press vio a varios cientos de manifestantes arrojar piedras y romper ventanas alrededor de la media mañana del sábado, obligando a los huéspedes del hotel en el barrio de Petion-Ville a permanecer en el interior.

El personal de seguridad impidió que los manifestantes entraran al hotel, pero éstos destrozaron la entrada principal y fueron a otro hotel.

No se informó de víctimas.

Las protestas estallaron ante el anuncio del gobierno de que aumentaría los precios de la gasolina, el diésel y el queroseno en 38 a 51% a partir del sábado.

Funcionarios gubernamentales acordaron reducir los subsidios al combustible en febrero como parte de un paquete de asistencia acordado con el Fondo Monetario Internacional.

El acuerdo también incluyó un mayor gasto en servicios sociales e infraestructura y una mejor recaudación de impuestos, en un esfuerzo por modernizar la economía de una de las naciones más pobres de América.