NICOSIA, Chipre (AP) — El presidente chipriota Nicos Anastasiades prometió el domingo impulsar acciones para reunificar a la nación isleña dividida étnicamente y mejorar la economía tras ser reelegido por amplio margen.

Anastasiades derrotó a su contrincante independiente Savros Malas, de izquierda, en la segunda vuelta electoral. Obtuvo 56% de los votos, en comparación con el 44% para Malas, según los resultados definitivos.

En una llamada telefónica a Anastasiades, Malas reconoció su derrota casi una hora después del cierre de las urnas, cuando el escrutinio iba a la mitad pero la tendencia del conteo ya le era muy desfavorable.

Malas declaró ante sus simpatizantes que pidió a su contrincante “cuidar a nuestro Chipre”.

Es la segunda vez consecutiva que Anastasiades, de 71 años, un experimentado político conservador, gana una contienda presidencial a Malas, de 50 años.

“Mañana amanecerá un nuevo día, una nueva era, en la que el pueblo nos exigirá la cooperación de todos nosotros”, afirmó Anastasiades ante una multitud de partidarios alborozados en su sede de campaña.

Malas se presentó como el candidato que podría traer un cambio a un sistema político agotado que estafa a los chipriotas ordinarios, cuyos salarios y prestaciones se han reducido debido a la crisis económica nacional.

Sin embargo, al parecer los electores atendieron el mensaje de campaña del mandatario, que responsabilizó a las políticas económicas de gobiernos izquierdistas anteriores de acercar a Chipre a la bancarrota.

Malas también pasó apuros para desligarse del partido comunista que lo apoyó, el AKEL. Anastasiades acusó a AKEL de aplastar la economía durante la presidencia de Demetris Christofias.

“Sé que el resultado los desilusiona, pero debemos respetarlo, y por encima de todo debemos reconocer que esta fue una contienda valiosa que no empieza ni acaba con una elección”, declaró Malas a sus simpatizantes.

Chipre se dividió en dos partes reconocidas internacionalmente, el sur grecochipriota y el norte turcochipriota, en 1974, cuando Turquía lo invadió tras un golpe de Estado de sectores que apoyaban la anexión a Grecia. Solo Turquía reconoce una declaración turcochipriota de independencia y mantiene más de 35.000 efectivos en la parte norte.

Los electores continúan escépticos en cuanto a la posibilidad de alcanzar pronto un acuerdo de reunificación. La ronda más reciente de conversaciones en un centro turístico suizo fracasó en julio y las partes se culparon mutuamente.