MILWAUKEE (AP) — Tras años de declinantes ingresos, editores de diarios de todo Estados Unidos dicen que están enfrentando una amenaza existencial pues los aranceles impuestos recientemente al papel periódico canadiense están incrementando sus gastos.

Los aranceles son una respuesta a la queja de un fabricante de papel en el estado de Washington ante el Departamento de Comercio, de que su competencia canadiense estaba aprovechando los subsidios de su gobierno para vender su producto a precios más bajos. Los aranceles, que fueron impuestos en enero y aumentaron en marzo, todavía no son permanentes. Pero los editores de diarios se están preparando para otro golpe a la industria que ha decrecido luego que la internet le restara dinero de publicidad.

Quienes critican los aranceles al papel periódico dicen que los negocios que al final resultarán afectados no son los productores de papel canadiense, sino los diarios estadounidenses que tendrán que recortar su planilla y reducir días de publicación para poder costear el nuevo precio del papel periódico. La industria de diarios emplea a solo más de 150.000 estadounidenses, 65% menos que hace dos décadas.

"Para muchos editores, un aumento no previsto de esta magnitud será entre muy, muy grave y catastrófico", dijo Tom Slaughter, director ejecutivo de la Inland Press Association, que representa a unos 1.500 publicaciones de todos los estados.

El costo anual de impresión de un periódico metropolitano grande podría aumentar en unos tres millones, de acuerdo con Paul Boyle, vicepresidente sénior de News Media Alliance. Si bien periódicos más grandes podría sobrevivir el aumento, Boyle dijo que las publicaciones más pequeñas tal vez no corran la misma suerte.

___

Siga a Iván Moreno en: https://twitter.com/ivanjourno