WASHINGTON (AP) — Hope Hicks, una estrecha colaboradora del presidente Donald Trump, se apresta a comparecer el martes ante la comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes para responder preguntas a puertas cerradas como parte de la investigación del panel sobre la injerencia rusa.

Una fuente allegada a la investigación lo reveló a The Associated Press bajo la condición de anonimato por no estar autorizada a hablar del asunto públicamente.

Hicks es una testigo clave de las actividades de Trump en los últimos años. Fue su vocera durante la campaña presidencial de 2016 y en la actualidad es directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

No estaba claro qué diría Hicks. Otros funcionarios de la Casa Blanca se han negado a responder preguntas con el argumento de que hay límites sobre lo que pueden decir. El panel investiga si hubo contactos impropios entre el equipo de la campaña de Trump y Rusia, como lo hace el fiscal especial Robert Mueller.