MOSCÚ (AP) — Rusia nunca admitirá la acusación de dopaje patrocinado por el estado que impide a su selección competir en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, afirmó el jueves el primer ministro ruso, porque la considera falsa.

“No podemos y no aceptaremos conclusiones falsas”, afirmó Dmitry Medvedev en declaraciones en una sesión del gabinete.

El primer ministro también afirmó que había motivos políticos en la decisión que tomó el martes el Comité Olímpico Internacional de vetar a Rusia de los Juegos de Invierno en Corea del Sur.

La decisión, dijo Medvedev, pretende influir en la opinión pública en Rusia antes de las elecciones presidenciales del 18 de marzo.

Después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijera el miércoles que Rusia no boicoteará los Juegos Olímpicos, Medvedev indicó que el gobierno apoyará a los rusos que quieran competir como atletas neutrales en los juegos de invierno, que se disputan en febrero.