QUITO (AP) — El presidente Lenín Moreno dijo el martes que Ecuador requiere este año un financiamiento de unos 8.000 millones de dólares y que para obtenerlos tiene previsto emitir bonos y recurrir a organismos multilaterales de crédito.

En una reunión con corresponsales, el mandatario aseveró que “es imposible que nosotros podamos salir adelante si no tenemos financiamiento para la inversión”.

En el monto total están incluidos 3.000 millones de bonos que este país colocó a mediados de enero en mercados financieros internacionales.

La deuda externa pública de Ecuador se encuentra en alrededor de 37.000 millones de dólares y para pagar su servicio en este año destinará 4.000 millones de dólares.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, en declaraciones a The Associated Press precisó “no es cuestión de voluntad que decidamos endeudarnos, nos toca endeudarnos de forma sostenible en el largo plazo”.

Añadió que Ecuador no ha considerado renegociar su deuda porque a su criterio ello implica “que no se tiene para pagar o no se quiere pagar, hay que tener mucho cuidado porque las dos cosas son pésimas”.

Para mejorar la situación económica, el gobierno ecuatoriano ha anunciado una optimización de los recursos estatales, la priorización de proyectos y recortes en el corto plazo entre 5% y 10% del presupuesto (entre 1.400 y 2.800 millones de dólares).

Moreno llegó al poder en mayo pasado como sucesor del expresidente Rafael Correa, con quien poco después rompió relaciones, y debe gobernar hasta mayo de 2021.