KUWAIT (AP) — Un alto tribunal de Kuwait condenó el domingo a un líder opositor y a varios legisladores a tres años y medio de prisión por el asalto al parlamento en 2011, durante las protestas de la Primavera Árabe.

El fallo de la Corte de Casación kuwaití afecta a docenas de políticos y activistas, entre otros. En un primer momento, los acusados habían sido absueltos, pero una sorprendente decisión judicial reactivó el caso el pasado noviembre.

Entre los 70 sentenciados estaba Musallam al-Barrack, un destacado opositor que salió de la cárcel en abril de 2017 tras cumplir una pena de dos años por cargos no relacionados. Legisladores en activo y retirados también fueron condenados.

Al-Barrack se marchó de Kuwait antes de la sentencia y no pudo ser contactado de inmediato para realizar comentarios.

Ante las protestas de la Primavera Árabe que convulsionaron la región en 2011, el emir gobernante, el jeque Sabah Al Ahmad Al Sabah, ordenó ayudas de 1.000 dinares (3.559 dólares) y cupones de alimentos gratuitos para todos los kuwaitíes. Además, se concedieron privilegios a los ciudadanos desde su nacimiento hasta su muerte, algo que la pequeña nación de la OPEP puede permitirse ya que cuenta con la sexta mayor reserve de petróleo del mundo.

En ese momento se acusó a algunos legisladores haber sido sobornados por el gobierno con 350 millones de dólares para influir en sus votos, además de los rumores de que estaban implicados en la malversación de fondos estatales. El entonces primer ministro, el jeque Nasser Mohammed Al Sabah, sobrino de Sabah, también estuvo en el centro de las denuncias y superó una moción de censura.

En una situación de huelgas y confrontaciones con la policía, los manifestantes entraron brevemente al parlamento el 16 de noviembre de 2011, ondeando banderas y cantando el himno nacional.

Los activistas fueron acusados inicialmente de irrumpir en la cámara baja, pero una corte menor decretó en 2013 que el incidente no tuvo una motivación delictiva. Sin embargo, un sorpresivo fallo de un tribunal de apelaciones el pasado noviembre condenó a docenas de acusados a penas de cárcel de hasta nueve años.

___

El periodista de The Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.