FILADELFIA (AP) — El veredicto y la condena de un sacerdote de Pensilvania por abuso sexual de huérfanos en viajes misionales a Honduras han sido ratificados por una corte federal de apelaciones.

La Corte Federal de Apelaciones del 3er Circuito también rechazó el martes el pedido de Joseph Maurizio de un nuevo juicio. El sacerdote está suspendido e insiste en su inocencia.

Maurizio, de 71 años y residente de Central City, fue condenado el año pasado del abuso sexual de dos niños y el uso de fondos diocesanos para perpetrar el delito. Fue condenado a casi 17 años de prisión y 70.000 dólares en multas e indemnizaciones, que de acuerdo con sus abogados ya ha pagado.

Cumple su condena en una cárcel federal de baja seguridad en Ohio, según la oficina penitenciaria del gobierno federal. Debería quedar en libertad en abril de 2029.

Su abogado Thomas Farrell y la fiscalía federal se negaron a hacer declaraciones.