BERLÍN (AP) — Fiscales alemanes presentaron cargos contra dos antiguos guardias nazis por complicidad con asesinatos cuando trabajaban en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, se conoció el miércoles.

Los dos hombres, de 90 y tantos años, fueron guardias en el campo de concentración de Stutthof, ubicado cerca de la ciudad polaca de Gdansk, le dijo a The Associated Press el fiscal de Dortmund, Andreas Brendel.

Los cargos fueron presentados contra un hombre de 93 años de Borken que sirvió en Sutthof desde junio de 1942 hasta septiembre de 1944, y un hombre de 92 años de Wuppertal que estuvo en el campo desde junio de 1944 hasta mayo de 1945.

Los cargos fueron presentados la semana pasada en una corte estatal en Muenster, pero fueron anunciados apenas el miércoles porque primero había que informarles a los acusados. Ambos niegan haber tenido conocimiento de los asesinatos en el campo, dijo Brendel.

Unas 65.000 personas murieron en Stutthof. Algunas murieron en las cámaras de gas y otras de desnutrición o congeladas.

Los dos hombres, cuyos nombres no han sido revelados, fueron guardias en el campo y además custodiaron a prisioneros que eran sacados a trabajos forzados. Durante el tiempo en que estuvieron allí, centenares de personas fueron asesinadas.

Miembros de las SS mataron a más de 100 prisioneros polacos y unos 77 prisioneros soviéticos en la cámara de gas del campo en 1944. Un número indeterminado de judíos fueron ejecutados en la cámara de gas allí a finales de ese año.

Entre junio de 1944 y abril de 1945, miembros de las SS asesinaron además a centenares de judíos con disparos en la nuca. Médicos y enfermeros de las SS en Stutthof asesinaron a más de 140 prisioneros, muchos de ellos mujeres y niños, inyectándoles en el corazón gasolina y fenol desde finales de 1942 hasta finales de 1944.