AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Cada vez que Lewis Hamilton conduce en Texas, impone un récord de la pista.

El británico logró su tercera marca en dos días en el Circuit of the Americas y se apoderó el sábado de la primera posición de largada para el Gran Premio de Estados Unidos, mientras que Sebastian Vettel, su principal adversario en la lucha por el título, lució en la última vuelta y saldrá desde el segundo sitio.

El resultado de la clasificación dejó todo listo para un gran duelo el domingo, día en que Hamilton podría asegurar su cuarto título de la Fórmula Uno. El piloto de Mercedes ostenta una ventaja de 59 puntos respecto de Vettel, cuando restan cuatro carreras para que concluya la temporada.

“Me siento fantástico, fresco y feliz”, dijo Hamilton. “Éste es un circuito fantástico”.

En estas condiciones, el alemán Vettel buscará desesperadamente la victoria.

Hamilton no sólo ha dominado el circuito esta semana, sino en los últimos seis años. Buscará su cuarta victoria consecutiva en Austin y su quinta en este Gran Premio desde 2012, cuando se inauguró la pista y la Fórmula Uno volvió a Estados Unidos.

Rara vez alguien ha desafiado a Hamilton aquí. Nunca ha arrancado en Austin desde un lugar por debajo del segundo. En 2012, rebasó a Vettel para llevarse la victoria, y ha hecho pedazos a los rivales en las últimas tres campañas.

Ninguno de sus triunfos fue tan enfático que el de 2015, cuando persiguió a su compañero de equipo Nico Rosberg y terminó asegurando su tercer campeonato. El año pasado, el Gran Premio de Estados Unidos marcó el comienzo de un repunte que al final resultó insuficiente, pues fue Rosberg quien se coronó.

Si Hamilton puede ganar otro campeonato, sería el único británico con cuatro. Se uniría a Vettel y Alain Prost con ese número de títulos, superado sólo por los siete del alemán Michael Schumacher y los cinco del argentino Juan Manuel Fangio.

Hamilton podría acabar con las aspiraciones de título de Vettel si gana y si el Ferrari queda por detrás del quinto lugar. Hamilton consideró que ello es “sumamente improbable”.

“Sebastian estará ahí, a menos que cometiera un error tonto”, indicó.

Vettel tenía que obtener una posición en la primera fila, a fin de atacar a Hamilton el domingo, antes de la curva inicial. Si hubiera arrancado desde la segunda hilera, habría corrido el riesgo de que lo bloquearan y de quedar rezagado en el resto de la competencia.

El mexicano Sergio Pérez, de Force India, saldrá desde la décima posición.