NUEVA YORK (AP) — Esta vez, Masahiro Tanaka fue quien no dio libertades desde el montículo.

Y cuando los Yanquis de Nueva York sacaron temprano al as de Houston Dallas Keuchel, sus entusiastas fanáticos dieron un rugido que debió haber estremecido a todo el Bronx.

Una victoria más, y estos Yanquis estarán en la Serie Mundial.

Masahiro Tanaka lanzó pelota de tres hits al cubrir siete innings y los Yanquis finalmente descifraron a su némesis Keuchel, al vencer el miércoles 5-0 a los Astros y tomar una ventaja 3-2 en la serie de campeonato de la Liga Americana.

Gary Sánchez bateó un sencillo remolcador ante el as zurdo de los Astros y luego sacudió un jonrón en la tercera victoria seguida de los Yanquis en su casa, posicionándose a un triunfo adicional de acceder a su primera Serie Mundial desde 2009.

"Es una sensación especial", señaló el manager de los Yanquis Joe Girardi.

Los equipos viajarán de vuelta a Houston para el sexto duelo la noche del viernes, cuando Justin Verlander y los Astros buscarán enderezar el rumbo tras un día de descanso y forzar un decisivo séptimo juego. El dominicano Luis Severino abrirá por Nueva York.

Tan solo hace unos días, Houston se puso arriba 2-0 y parecía bien perfilado para su segunda participación en un Clásico de Otoño.

Pero los Astros, al igual que Cleveland en la ronda previa, no han podido ultimar a estos tenaces Yanquis, perfectos con fija de 6-0 en su estadio esta postemporada.

"Esto ha sido asombroso. Nunca había visto algo así en mi carreras en Grandes Ligas", dijo Chase Headley, el veterano tercera base de Nueva York. "Lo viven con locura durante todo el juego. Eso es una enorme ventaja para nosotros".

Aaron Judge, Greg Bird y Didi Gregorius también aportaron hits importantes, y Nueva York mandó a Keuchel a las duchas en el quinto, propinándole su primera derrota en la postemporada. El ganador del Cy Young de la American en 2015 había sido criptonita para los Yanquis a los Yanquis durante su carrera, antecedido por un registro de 6-2 y 1.09 de efectividad en ocho aperturas ante Nueva York, incluyendo dos salidas en las que no permitió carreras en los playoffs.

Esas dos salidas fueron a expensas del japonés Tanaka, quien perdió 3-0 ante Keuchel en el juego de wildcards de 2015 en el Yankee Stadium y 2-1 en el primer duelo de esta serie.

Pero esta noche fue de dominio absoluto de Tanaka y los juveniles toleteros de los Yanquis.

Nueva York al fin pudo castigar a Keuchel con dos outs en el segundo, cuando Starlin Castro empalmó un doble a lo profundo del jardín izquierdo-central y anotó tras un sencillo de Greg Bird.

"Lo que frustra es que no pude sacar la cara por mi equipo cuando me necesitaban", dijo Keuchel. "Ese es un equipo muy talentos, del primero al noveno, y sus bates se han despertado ahora, lo cual es un tremendo desafío".

En el tercero, Judge conectó un doblete remolcador por toda la raya de tercera base, imposible de fildear para Alex Bregman. Brett Gardner corrió a toda marcha desde primera y anotó al deslizarse de cabeza.

Un mal tiro de Bregman tras el rodado de Chase Headley ayudó a los Yanquis en el quinto. Keuchel le dio un boleto a Judge con dos outs, pero el dominicano Sánchez respondió con su sencillo productor por la esquina del izquierdo.

Previo a ese turno al bate, Sánchez estaba de 16-1 con siete ponches en la serie, y de 8-0 con seis ponches en su carrera ante Keuchel.

Gregorius procedió a dar un sencillo remolcador por el medio, rozando el guante del segunda base José Altuve. Con la pizarra 4-0, eso fue todo para Keuchel tras permitir su mayor cantidad de anotaciones ante Nueva York.

"Cuando te toca jugar en casa, cosas como esta pueden ocurrir y por eso es tan difícil ganar de visitante en los playoffs", dijo Keuchel. "Nueva York no es cuento. El Yankee Stadium es un territorio durísimo y estuvo vibrando en estos tres juegos, pero nuestra casa estará vibrando por nosotros el viernes".

Sánchez despachó su tercer jonrón de los playoffs ante Brad Peacock en el séptimo para el 5-0.

Pese a un clima ideal en el Bronx, los Astros no tomaron práctica de bateo previo el juego. Si con eso pretendía que sus bateadores iban a despertar, pues se equivocaron.

El equipo con la mejor ofensiva de las mayores esta temporada, Houston acumula un promedio colectivo de .147 en cinco juegos.

Poco o nada hicieron ante Tanaka, el derecho que puede salirse de su contrato de 155 millones tras la Serie Mundial.

"No estoy haciendo nada del otro mundo", dijo Tanaka. "Procuro dejar todo lo que tengo en cada oportunidad".

Por los Astros, los venezolanos José Altuve de 4-0; y Marwin González de 3-1. Los puertorriqueños Carlos Correa de 4-1; y Carlos Beltrán de 3-0. El cubano Yuli Gurriel de 4-1.

Por los Yanquis, los dominicanos Sánchez de 4-2, una anotada y dos impulsadas; y Starlin Castro de 4-1, una anotada.