CHICAGO (AP) — Bobby Portis, alero de los Bulls de Chicago, ofreció el sábado una disculpa a su compañero Niko Mirotic por causarle dos fracturas en el rostro y una conmoción cerebral el martes, cuando lo golpeó durante una práctica.

La pelea dejó a los Bulls sin sus dos aleros de poder. Miroic se perdería de cuatro a seis semanas, mientras que Portis fue suspendido ocho partidos por la agresión a puñetazos.

Antes del primer partido de los Bulls como locales en la campaña, frente a San Antonio, Portis dijo que había tratado de comunicarse con Mirotic, sin encontrar respuesta.

“Me equivoqué con lo que hice”, reconoció. “Quiero disculparme públicamente con Niko. Creo que he defraudado a los fanáticos, a la organización de los Bulls y, lo más importante, a mis compañeros. Éste no es el auténtico Bobby Portis. En adelante, quiero asegurarme de que la relación entre Niko y yo sea buena para que seamos compañeros otra vez. Estoy seguro de que podemos. Sólo hay que reparar la relación”.