DETROIT (AP) — Mitsubishi Motors Corp. llamó a revisión 161.167 vehículos en Estados Unidos y Canadá debido a que los relevadores eléctricos pueden provocar que el motor se apague o se caliente.

El llamado afecta a las camionetas Outlander 2015-2017, el Lancer sedán y a la Outlander Sport de 2015 a 2017, así como al sedán deportivo Lancer Evolution 2015. La mayoría de los autos se encuentran en Estados Unidos, pero hay 28.615 de ellos en Canadá.

Mitsubishi señaló que no hay reportes de accidentes o lesiones relacionadas con el defecto, que también puede reducir la potencia del motor.

Mitsubishi notificará este mes a los propietarios y las concesionarias reemplazarán los relevadores defectuosos de manera gratuita.