CLEVELAND (AP) — Kyrie Irving, quien había pedido salir de los Cavaliers de Cleveland, vio cumplido su deseo el martes, cuando se le cedió a los Celtics de Boston en un canje por el astro Isaiah Thomas, el alero Jae Crowder, el pívot Ante Zizic y una selección en la primera ronda del draft de 2018.

Irving realizó el disparo más importante en la historia deportiva de Cleveland, para ganar la final de la NBA en 2016. Fue el primer título de la ciudad en cualquiera de las ligas deportivas relevantes de Estados Unidos desde 1964.

Se une a un equipo que cayó ante los Cavs en la final de conferencia de la temporada anterior y que no ha podido imponerse en años recientes a LeBron James y compañía.

Según distintas versiones, Irving quería salir de los Cavs pues estaba cansado de ser compañero de James. Ahora tendrá que enfrentarlo, precisamente en el primer partido de la campaña regular.

Los Cavs recibirán a los Celtics el 17 de octubre, una fecha que los fanáticos del basquetbol deben marcar en su agenda.

Desde que Irving hizo su inusitada petición al dueño de los Cavs, Dan Gilbert, los campeones defensores de la Conferencia del Este habían buscado un socio para un trueque. Encontraron la opción perfecta en los Celtics, que basarán ahora sus aspiraciones en el base Irving y en Gordon Hayward, quien se declaró agente libre y llegó recién a las filas de Boston

“Kyrie es uno de los mejores anotadores en la NBA”, destacó el presidente de los Celtics, Danny Ainge. “Lo ha demostrado en el escenario principal, la final de la NBA, y en los últimos tres años. Es campeón de la NBA, medallista olímpico de oro y cuatro veces participante en el Juego de Estrellas. Y pese a todo lo que ha logrado, pensamos que sus mejores años están por venir”.

El canje colosal corona un verano vertiginoso para los Cavs, que perdieron su título al caer en cinco encuentros frente a Golden State en junio. Desde entonces, el gerente general David Griffin se marchó, el equipo no pudo convencer a Chauncey Billups para que ocupara el cargo y James ha jugado con los sentimientos de los seguidores, al publicar mensajes poco claros en las redes sociales sobre su futuro.

La exigencia de Irving para salir del club complicó aún más la situación. Pero Cleveland habría encontrado una salida interesante con este canje.

En Thomas, los Cavs encontrarán un armador probado, con reputación de estrella. Se trata de uno de los jugadores más dinámicos de la liga y tiene una habilidad destacada para llegar a la cesta.

Quizás sólo Irving tenga mejor definición entre los armadores.

Thomas, de 28 años, fue la última selección en la segunda ronda del draft de 2012, pero ha ascendido a la elite.

Su prestigio en Boston se fortaleció cuando guio a los Celtics durante la postemporada anterior, pese a la muerte de su hermana antes de que comenzara la primera ronda. Perdió además un diente durante la serie de la segunda ronda ante Washington, y una lesión de cadera obligó eventualmente a que el equipo prescindiera de él al comienzo de la final del Este, ganada por Cleveland en cinco partidos.

“Isaiah representa lo que es ser un Celtic”, reconoció Ainge. “Se ganó el corazón de los fanáticos no sólo con su espíritu, sino con su personalidad. La resistencia de Jae fue contagiosa para el resto del equipo. Mejoró sus habilidades cada año, pero su energía y espíritu de lucha serán incluso más recordados. Les deseamos lo mejor a ellos y a sus familias”.

Thomas podría declararse agente libre dentro de un año, y considera que se merece un contrato estratosférico.

“Mejor que traigan el camión del dinero”, dijo recientemente.