CHARLOTTE, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Los Panthers de Carolina anunciaron el lunes que Tina Becker fue ascendida a directora de operaciones, con lo que tendrá control pleno de las tareas administrativas en la organización.

El anuncio surge después de que la NFL abrió una investigación sobre el dueño del equipo Jerry Richardson, por acusaciones de conducta sexual indebida e insultos racistas. Richardson, de 81 años, se alejará de las operaciones del equipo y se concentrará en vender la franquicia en medio del escándalo.

“Éstos han sido algunos de los días más difíciles en mis 19 años con los Panthers, pero me siento alentada por la firme determinación y el compromiso que nuestros empleados han demostrado con esta organización”, aseveró Becker el lunes, en un comunicado. “Nuestro equipo se está desempeñando a un nivel muy alto en el terreno, y creo que se dirige al Super Bowl”.

“Mi concentración inmediata estará en garantizar que la parte corporativa de la organización se desempeñe en un nivel así de alto, mientras atiende las preocupaciones que han surgido en los días recientes”.

El presidente del equipo Danny Morrison había renunciado en la jornada. Antes, no existía el puesto de director de operaciones.

Becker comenzó su carrera en los Panthers como una de las animadoras, de las que luego fue entrenadora. Se ha desempeñado en otros puestos administrativos durante su carrera con Carolina, incluyendo la coordinación de las actividades de negocios, emisión de boletos, patrocinios, operación del estadio y atención de asuntos relacionados con la liga.

Antes de incorporarse a la oficina del dueño, Becker fue directora de espectáculos del equipo, de 2012 a 2014.