ANKARA, Turquía (AP) — La policía turca detuvo el viernes a 29 supuestos milicianos del grupo extremista Estado Islámico en la capital, Ankara. Algunos de ellos supuestamente preparaban ataques durante las celebraciones de Fin de Año, según la agencia estatal de noticias.

Unos 500 policías participaron en las redadas simultáneas para detener a los sospechosos, muchos de ellos extranjeros, indicó la agencia Anadolu. La policía tenía órdenes de detención para otras 17 personas.

Los materiales incautados por la policía en los registros indicaron que algunos de los sospechosos habían acechado varios lugares y preparado posibles ataques en Nochevieja, según el reporte.

En un primer momento no había información sobre la nacionalidad de los detenidos extranjeros.

Turquía ha sufrido varios ataques mortales atribuidos a extremistas del grupo EI, incluido un atentado en Nochevieja contra un club nocturno de Estambul en el que un hombre armado mató a 39 personas.

El país está reforzando sus medidas de seguridad antes de las celebraciones de este fin de semana, lo que ha incluido cancelar varias fiestas callejeras multitudinarias en Estambul. El jefe de policía de Turquía indicó que habría 275.000 agentes de guardia.

La policía en la provincia noroccidental de Bursa detuvo el jueves en redadas similares a 38 supuestos miembros del grupo EI, incluidos varios ciudadanos sirios.