NUEVA ORLEÁNS (AP) — DeMarcus Cousins abandonó la cancha, con la misión cumplida, mientras el público se ponía de pie para aplaudirlo. Intercambió palmadas con sus compañeros y con algunos fanáticos en la primera fila, antes de levantar un puño para arengar a la multitud.

Si Cousins, Anthony Davis y Jrue Holiday siguen jugando así ante los Cavaliers de LeBron James, las aclamaciones serán más frecuentes.

Cousins aportó 29 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias, y los Pelicans de Nueva Orleáns se apuntaron una convincente victoria por 123-101 el sábado sobre Cleveland.

“Disfruto ganar, ¿ustedes no?”, dijo Cousins en referencia a su festejo con el público. “Si jugamos así cada noche, tenemos una buena oportunidad de llevar al equipo hacia el lugar que deseamos”.

Davis añadió 30 tantos, 14 tableros y tres bloqueos para ayudar a que Nueva Orleáns sumara su tercer triunfo en cuatro partidos. Los aleros estelares de Nueva Orleáns recibieron ayuda de los bases.

Jrue Holiday anotó 29 puntos y E'Twaun Moore 24 por los Pelicans, que acertaron más de 53% de sus tiros de campo.

“Estamos muy integrados. Sentimos que podemos dar batalla a los mejores. Comenzamos a entender lo que se requiere para ganar partidos”, destacó Cousins, quien ha jugado sólo 22 compromisos junto a Davis.

Cousins llegó en un canje con Sacramento, tras el pasado Juego de Estrellas.

“Seguimos intentando ser un equipo especial”, dijo Davis. “No lo sentimos, lo sabemos”.

Kevin Love acabó con 26 puntos y 11 rebotes por los Cavaliers, que no contaron con Derrick Rose y estuvieron abajo en el marcador durante la mayor parte del juego. LeBron James contribuyó con 18 unidades y Dwyane Wade con 15 para Cleveland, que sufrió su tercer descalabro en los últimos cuatro encuentros.

“Simplemente no hemos podido dar una buena actuación durante 48 minutos”, sintetizó Love.