BEIJING (AP) — Los dirigentes de la Liga Juvenil Comunista sintieron que tenían que hacer algo, porque los jóvenes, enfocados en su educación y sus carreras, no conseguían parejas.

Fue así que esta organización más conocida por propagar la ideología comunista entre la juventud comenzó a organizar reuniones de solteros para tratar de inculcarles lo que un dirigente describió como una “actitud correcta” hacia el amor y el matrimonio.

“Solo queremos ofrecer el mejor servicio posible y oportunidades para que los jóvenes conozcan gente”, dijo Wang Jun, director del Departamento Matrimonial, del Amor y la Amistad de la Liga Juvenil en la provincia de Zhejiang. El departamento fue creado en junio en el marco de amplias reformas tendientes a impulsar el papel de la liga juvenil.

La misión de celestina de su rama juvenil es un ejemplo de los esfuerzos que hace el Partido Comunista por reforzar su papel bajo el gobierno de Xi Jinping. Durante años el PC redujo un poco su influencia en la vida diaria de los ciudadanos, por más que conservó su férreo control del sistema político y de los militares.

La revitalización va acompañada de campañas para promover la pureza ideológica y el nacionalismo.

“Bajo el gobierno de Xi, el PC se ha reafirmado como la principal herramienta para controlar y llegar a las distintas partes de la sociedad”, expresó Jerome Doyon, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores con sede en París.

Se espera que esa campaña cobre nuevo vigor en el congreso nacional del PC de la semana que viene, en el que Xi será confirmado como líder del partido por un segundo período de cinco años.

El congreso, que se lleva a cabo cada cinco años y que funciona mayormente a puertas cerradas, incorporará nuevas caras al Politburó y a otros puestos de liderazgo.

La cantidad de figuras fieles que logre meter en cargos importantes dará una pauta de la fuerza que tiene Xi y de sus posibilidades de consolidarse en el poder.

Xi se ha apoyado en el PC más que ningún otro líder en tiempos recientes y ha alentado un culto a la personalidad a partir de los medios de prensa estatales. La aldea donde trabajó como obrero e inició su militancia política durante la Revolución Cultural es hoy en verdadero sitio de peregrinaje y la televisión repite hasta el cansancio programas en los que se resaltan los logros de sus primeros cinco años en el gobierno.

En esos primeros cinco años se crearon 125.000 ramales nuevos del PC, incluidos 40.000 en empresas privadas que son el sector más dinámico de la economía china. El partido tiene hoy 89 millones de afiliados.

La revitalización del PC fue motivada en parte por obsesivos análisis de la caída de la Unión Soviética y por el éxito de revoluciones liberales en países como Georgia y Ucrania.

Se llegó a la conclusión de que esos regímenes cayeron porque no supieron mantener un férreo control político ni mejorar las condiciones de vida de la población. Los expertos afirman que China evitó correr la misma suerte a partir de un sostenido crecimiento económico que sacó a 700 millones de personas de la pobreza en las últimas cuatro décadas.

Funcionarios educativos y dirigentes de decenas de empresas y universidades rechazaron pedidos de entrevistas de la AP.

Los esfuerzos por organizar y motivar a los afiliados al PC tienen un sabor cada vez más moderno e incluyen iniciativas en las redes sociales.

La obediencia al partido es promocionada en programas de televisión y avisos publicitarios en plataformas de la internet y en YouTube, a pesar de que esos medios están bloqueados en China.

La iniciativa para buscar parejas, no obstante, recuerda los días en que el PC controlaba aspectos íntimos de la vida de los ciudadanos, cómo dónde vivir y dónde trabajar, y hasta si podían tener hijos.

No está claro por ahora el impacto de estos esfuerzos. China no permite encuestas de opinión y las evaluaciones internas del PC no son dadas a conocer.

Los académicos, por su parte, son presionados para que promuevan la línea del PC y rara vez hablan de temas de fondo en público.